Las enfermedades reumáticas son aquellas que afectan al aparato locomotor y comprometen los huesos, las articulaciones, los músculos y todo aquello que le brinda movilidad al cuerpo humano. Incluyen más de doscientas enfermedades y afecciones distintas y la más conocida y común es la artritis, pero también tenemos la artrosis, el lupus, la fibromialgia, la gota, la enfermedad de Behçet, Osteoporosis, Uveítis, Vasculitis, entre muchas otras.

La gran mayoría de estas enfermedades son de origen desconocido, se pueden presentar casos dentro de una misma familia, pero se considera que este tipo de padecimientos no son hereditarios, y puede haber una combinación de factores que las causen. Normalmente responden a causas degenerativas, metabólicas, inflamatorias, inmunológicas, genéticas o infecciosas. Se constituyen en un problema de salud a nivel mundial, por su morbilidad, porque producen discapacidad y repercuten ampliamente en el plano económico debido al alto costo económico que representan para las instituciones sanitarias y las personas aquejadas, además de las incapacidades laborales que generan estas enfermedades en quienes las padecen.

Los síntomas comunes son dolor, rigidez e inflamación dentro y alrededor de las articulaciones, rigidez matutina en las articulaciones, fatiga y falta de vitalidad, alteraciones del sueño, contracturas musculares y con el tiempo movilidad limitada. Algunas formas de artritis, como la artritis reumatoide y el lupus, pueden afectar a varios órganos y causar síntomas generalizados.

En el caso de la artritis reumatoide, se caracteriza por la infamación de las articulaciones, es de padecimiento crónico, es decir, va empeorando con el tiempo y acarrea grandes dolores y la perdida de movilidad del paciente. Por lo general, las primeras articulaciones que tienden a hincharse y perder movilidad son las de las extremidades, manos y pies, pero con el paso del tiempo también puede comprometer codos y rodillas en incluso hay quienes sienten los efectos a nivel de la columna vertebral.

 

Recomendaciones para la artritis reumatoide

  • Dar descanso a las articulaciones de 8 a 10 horas nocturnas de media a 1 hora durante el mediodía.
  • Hacer ejercicios regulares para mantener la fuerza y movilidad de las articulaciones.
  • Tratamiento para el dolor y la inflamación, no detienen la enfermedad pero disminuye las molestias.
  • Tratamiento modificador de la enfermedad, son medicamentos que si frenan el avance de la artritis, pero si se dejan de ingerir avanza más agresivamente.

 

¿Se pueden prevenir las enfermedades reumáticas?

No se pueden prevenir,  pero sí se pueden evitar algunos de los problemas asociados.

  • Protegiendo las articulaciones de esfuerzos excesivos y movimientos repetitivos
  • Controlando el peso corporal
  • Comprometiéndose con hábitos de vida saludables como una dieta equilibrada y ejercicio físico moderado
  • Llevando controles médicos. El diagnóstico precoz es muy importante, puede evitar el empeoramiento de los síntomas, llegando incluso a su remisión. Las enfermedades reumáticas deben ser tratadas por un médico especialista en Reumatología.

 

12 de Octubre. Día Mundial Contra la Artritis y Día Mundial de las Enfermedades Reumáticas

 

Vistas Totales 110 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.

Pin It on Pinterest