Visitas: 177

El surgimiento de uno de los hospitales más respetados del país visto a través del testimonio del Académico Dr. Hernando Sarasti, primer Director Médico de la Fundación Santa Fe.

 

El Dr. Sarasti fue uno de los primeros invitados a conocer el proyecto por iniciativa del Dr. Alfonso Esguerra, -hijo del profesor Gonzalo Esguerra Gómez y nieto del Dr. Carlos Esguerra Gaitán, expresidentes de la Academia Nacional de Medicina.

El Dr. Sarasti y el Dr. Esguerra se conocieron en los pasillos de la Clínica de Marly donde ambos trabajaban y los unía su formación en los Estados Unidos.  Sus charlas giraban en torno a la situación de la medicina en ese momento en Colombia y las inquietudes que compartían acerca del tema.

En enero de 1972, el Dr. Esguerra convocó a un grupo cercano a los 40 médicos a su casa en Bogotá. Allí, su esposa Gloria González de Esguerra les anunció la donación de un terreno para la construcción de un hospital, que de acuerdo al sueño de la pareja, cumpliera con los estándares que habían observado en los Estados Unidos.

Fue un proceso largo y complejo, porque el hospital abrió sus puertas hasta enero de 1983. Once años entre el plan original y la apertura del hospital. Períodos de dificultad, dudas e inquietudes acompañaron el proceso.

Hubo un lapso de tiempo entre el año 1972 y 1986 que el Dr. Sarasti denomina como “peregrinación por el desierto”. “La fundación era una cosa que no se sabía si iba o no a funcionar, si había o no recursos para hacerlo, estaba muy en duda. Yo personalmente nunca tuve ninguna duda de que esto era una necesidad del país, era una necesidad para la medicina, era una necesidad para el cuerpo médico colombiano, y creí firmemente que tarde o temprano saldríamos adelante.”

Cuando ya se había iniciado la construcción, el Dr. Sarasti planteó ¿De dónde saldrán los médicos? Fue en ese momento que le fue asignada la misión de buscar el personal que iniciaría labores una vez terminada la construcción. Su ventaja es que llevaba muchos años ejerciendo la medicina en Bogotá y podría identificar a los profesionales idóneos para esta causa. Además, se le nombró como el primer Director Médico de la Fundación Santa Fe de Bogotá-FSFB. Una responsabilidad enorme, pero a la vez una satisfacción tremenda que le daría carta blanca para seleccionar a los mejores médicos en cada especialidad.

Así inició su búsqueda, no solamente con médicos que ya trabajaban en el país sino también con un buen número de profesionales que se desempeñaban en el exterior. Un proceso que le tomó 3 años de búsqueda continua, comunicándose con decenas de médicos en Colombia, Estados Unidos y otros países para conseguir un grupo acorde al objetivo de la misión.

El objetivo era que en el momento en que empezara a funcionar la Fundación, cuando se abrieran las puertas del hospital, se encontrara allí la mayor y mejor concentración de talento humano médico que hubiese en el país, una sensación que lo hizo sentir profundamente satisfecho.

Se planeo la apertura para un día lunes. El día anterior el Dr. Esguerra invitó a su oficina, ya lista para operar, a las 5 personas que consideraba habían persistido con mayor empeño en el éxito de la iniciativa y lo habían apoyado, – el Dr. Sarasti entre ellos- y como muestra de agradecimiento destapó una botella de champaña para brindar por este hecho histórico para ellos y la medicina colombiana.

“Cuando terminamos, salí al parqueadero, miré y recordé 10 años antes cuando yo estaba ahí, en el mismo sitio. Pero en ese momento no existía la Avenida Pepe Sierra, no se había construido. Donde está hoy la Fundación había un potrero y unas vacas pastando, y en el costado sur había una quebrada que bajaba de la montaña”.

 

¿Y como fue el primer día en la FSFB?

Una pesadilla, según relata el doctor. No existía un cálculo real para determinar cuántas salas de cirugía, enfermeras, auxiliares o laboratorios se requerían realmente. El parámetro inicial fue una encuesta hecha a todos los médicos vinculados al proyecto que calculaban cuantos pacientes podían aportar, pero las cifras no coincidían con la realidad. Ya estaba el hospital, se había contratado el personal, se habían traído los equipos y la capacidad del hospital era el doble de lo que realmente se necesitaba, lo único por hacer era continuar.

A sus 96 años, el Dr. Sarasti reflexiona sobre sus logros en la vida. Sus hijos, los pacientes atendidos, las cosas hechas. Comparte con el Dr. Alfonso Esguerra, que lo más importante hecho por los dos en su vida profesional fue la Fundación Santa Fe de Bogotá. Como resultado de esta experiencia queda el libro Memorias de una utopía donde consigna no solamente la historia de la Fundación sino también otros hechos relevantes para la medicina colombiana.

 

NOTA: En febrero de 2023 el Hospital Universitario de la Fundación Santa Fe de Bogotá, fue clasificado entre los 100 mejores centros médicos académicos del planeta por la firma consultora Brand Finance, junto al Hospital Universitario Valle del Lili en Cali.


Dr. Hernando Sarasti Obregón

El Dr. Hernando Sarasti Obregón es médico de la Pontificia Universidad Javeriana, master in Medical Sciences de la Ohio State University, especialista en Medicina Interna y en Hematología de la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina. Miembro Fundador de la Sociedad Colombiana de Hematología y Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Medicina.

 

Nota tomada de video suministrado por Andrés Mauricio Parra Torres-Fundación Santa Fe, para la Academia Nacional de Medicina.

Resumen del video. Victoria Rodríguez Guerrero. Responsable de plataformas digitales en ANM.

 

 

Loading

5 1 vote
Article Rating
Share This