El académico honorario Eduardo Gaitán Marulanda (1933 a 2021) se graduó Summa Cum Laude de médico en la Universidad Nacional de Colombia en 1954 y se especializó en Medicina Interna y Endocrinología en la Universidad de Tulane en New Orleans. Durante este tiempo investigó sobre las hormonas de la neurohipófisis. En 1962 regresó a Cali, Colombia, para dirigir la sección de endocrinología en el Hospital Universitario Evaristo García, donde se formaron y trabajaron importantes endocrinólogos del país, en la mejor época de la Universidad del Valle, con apoyo de la Fundación Rockfeller, del programa Tulane Colombia y de otras fundaciones. Fue entonces cuando su interés investigativo cambió al campo de la glándula tiroides, interés que continuó por el resto de su vida. Su trabajo más importante en esta etapa fue Caracterización química, geoquímica y biológica de los bociogenos naturales del agua. Fue publicado en el exterior y presentado en diversos congresos internacionales. Fue elegido presidente de la Sociedad Colombiana de Endocrinología, donde tuve el honor de sucederlo.

El jueves 27 de mayo a las 6 y 30 pm se hará una sesión en la Academia de Medicina como un homenaje al académico Gaitán. La coordinación del acto estará a cargo del académico Enrique Ardila, y la sesión contará con dos conferencias, una del académico Alfredo Jácome Roca, quien hará un recuento sobre la HISTORIA DEL BOCIO ENDÉMICO y otra del doctor William Júbiz, cuya presentación se llamará MI AMIGO EDUARDO. Después habrá un espacio para discusión. Este evento será una sesión conjunta de la Academia y de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo. Habrá espacio para unas 100 personas, aunque hay ilimitados cupos para ver la sesión por You Tube.

A raíz de la crisis política que afectó a la Universidad del Valle, el doctor Gaitán aceptó un cargo como Profesor de Medicina en la Universidad de Mississipi y de Jefe de la Sección de Endocrinología del Hospital de Veteranos de Jackson, Miss. en los Estados Unidos (1993). El Dr. Gaitan trabajó y publicó de manera extensa en el área de bociógenos y de otros factores ambientales y de hospedero en enfermedades de la tiroides, con más de 30 publicaciones internacionales indexadas y más de mil citaciones.  Fue Editor de dos libros sobre tiroidología y bociogénesis ambiental, y recibió el International Ache Prize Award de LATAM (1985), el premio de Alumno Distinguido de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad Nacional de Colombia, el Premio Nacional de Ciencias Alejandro Angel Escobar (1976), fue miembro correspondiente de la European Thyroid Association (1973). En sus últimos años se retiró a vivir en Cali, Colombia.

En  mi libro HISTORIA DE LAS HORMONAS, escribo este aparte…. los estudios verdaderamente revolucionarios e innovadores sobre el tema (del bocio) serían iniciados y prolongados por más de treinta y cinco años, a partir de 1963, por Eduardo Gaitán Marulanda en los valles del Cauca y de Sibundoy, quien los extendió después a los Estados Unidos y a Africa. En ellos se ha demostrado, hasta la saciedad, que el problema del bocio endémico no es del todo carencial, como se creyó en un comienzo, sino que se debe en gran parte a la presencia de bociógenos naturales en las aguas de bebida y en los
alimentos, provenientes del humus o de los estratos hullíferos: los extensos trabajos de Gaitán, de resonancia mundial, han llevado a que hoy se considere el bocio como una enfermedad ambiental y se comiencen a establecer medidas que eliminen los bociógenos de las aguas de bebida.

 

Vistas Totales 1,240 

+ posts

Internista-Endocrinólogo. Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina, Fellow del American College of Physicians y Miembro Honorario de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo. Editor Emérito de la Revista MEDICINA. Editor de Noticias, portal de la Academia www.anmdecolombia.org.co