No es posible pensar en el futuro de la atención médica sin contar con dos vocales que, juntas, representan las esperanzas y los temores de una industria que busca soluciones más inteligentes. Estamos hablando, como no podía ser de otra forma, de la «IA».

El Desarrollo de la inteligencia artificial -IA- ha impulsado enormemente la evolución de la medicina. Gracias a ella, encontramos nuevas herramientas y mecanismos que nos ayudan a:

  • Ofrecer diagnósticos más rápidos y precisos
  • Mejorar la calidad asistencial ofrecida al paciente
  • Encontrar tratamientos más efectivos
  • Optimizar los recursos sanitarios disponibles

Lea también el número de la revista MEDICINA, dedicado a la Inteligencia Artificial y la medicina.

https://revistamedicina.net/ojsanm/index.php/Medicina

La expresión “tecnología médica” se ha utilizado ampliamente para abordar una variedad de herramientas que les permiten a los profesionales de la salud brindar a los pacientes una mejor calidad de vida en diversas formas y, en consecuencia, mayor bienestar a la sociedad. Para iniciar, se puede mencionar el diagnóstico temprano de enfermedades, reduciendo así las posibles complicaciones, optimizando y proporcionando tratamientos menos invasivos que conllevan a una reducción de la estancia hospitalaria y a un ahorro en recursos. De otro lado, los últimos desarrollos en equipos biomédicos, articulados con el incremento de las historias clínicas electrónicas, ofrecen una oportunidad única para extraer, analizar y procesar grandes volúmenes de información, por ejemplo, señales fisiológicas, resultados de laboratorio clínico e imágenes médicas, para crear nuevas soluciones en la predicción de enfermedades (1)

La transformación de documentos del papel al formato digital y su almacenaje en bases de datos ha permitido la evolución de múltiples procesos iniciando el camino hacia la era de la digitalización. La digitalización facilita el acceso a los datos en remoto, reduce el espacio necesario para el almacenaje de archivos y permite la conservación de la información. Como consecuencia, proporciona múltiples beneficios, como la optimización de procesos, la reducción de costes operativos, disminución de riesgos y una mayor velocidad y facilidad para tomar decisiones, lo que en definitiva mejora la eficiencia y la productividad. Gracias a la digitalización se ha mejorado la conectividad, se han creado numerosas aplicaciones, han surgido fuentes de generación y de gestión de datos como el Big Data y la Inteligencia Artificial, que poco a poco han ido transformando, y lo siguen haciendo, múltiples aspectos de la vida cotidiana. Entre ellos destaca la comunicación, el acceso a la información, el ocio, el trabajo, los hábitos de consumo, la relación con las administraciones y la asistencia sanitaria (3)

Las soluciones basadas en IA juegan un papel crucial en la organización de los sistemas de salud modernos en tiempo ordinario y exponen su máximo potencial en tiempos de crisis, esperables en el mundo sanitario en diferentes momentos y por diferentes causas, y con diferente alcance, desde local, regional hasta global, pero con muy diferentes consecuencias en cada nivel partiendo del estado de situación previo y aquí el protagonismo de la IA es incuestionable.

Las herramientas necesarias, siendo la IA su máximo exponente, para convertirnos en personas habilitadas digitalmente están ya aquí y listas para lanzarnos a la siguiente generación de los sistemas sanitarios. Nuestro enfoque ha cambiado y ha pasado a mantener a las personas más saludables más tiempo. Una vez conseguida la longevidad vamos a poner entre todos más vida a los años, y podemos lograrlo mediante el uso de las herramientas digitales y capacidades disponibles que nos permiten conectar entre sí, los muchos y variados determinantes sociales y sanitarios y todos ellos con nuestro sistema sanitario y social, en concreto facilitando la atención médica hasta límites sin precedentes. Las nuevas tecnologías y los nuevos modelos operativos nos llevan inexorablemente a un ecosistema de salud conectado, conocido como Salud conectada o Salud Digital, orientado al bienestar y la calidad de vida en cualquier momento y en cualquier lugar, más allá del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, aunque sin olvidarnos de estas, aportando prevención y predicción ahora posibles. (Figura 1) (2)

Los componentes de un ecosistema de salud participativo.

Las estrategias en la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el sector de la salud han ido ganando terreno poco a poco en todo el mundo con un Desarrollo desigual, dependiendo del liderazgo y visión de cada país, a pesar de que nadie pone en duda que contribuyen decisivamente a una mayor eficiencia y calidad de los servicios a prestar a pacientes y ciudadanos, lo que se traduce en una sostenibilidad y mejora continua de los mismos.

El Informe Transforming healthcare with AI. The impact on the workforce and organization, realizado por EIT Health McKinsey & Company, contribuye al debate en torno al papel de la IA en el cuidado de la salud, observando específicamente cómo se verán afectados los profesionales y las organizaciones, resaltando donde la IA ya está teniendo un impacto en la atención médica a través de ejemplos detallados de soluciones de IA existentes en seis áreas centrales en las que la IA tiene un impacto en los pacientes, siempre a través de los profesionales sanitarios. (Figura 2) (2)

La IA está en sus inicios y sus implicaciones a medio y largo plazo. No hay duda de que están inmersas en la incertidumbre, pero nadie puede discutir la necesidad de un cambio profundo de los sistemas de salud de todo el mundo por razones sobradamente conocidas. En la IA depositamos nuestra esperanza basada en hechos y ejemplos a nivel mundial encuadrada en la innovación y en esa transformación individual y colectiva necesaria.

La IA es, en este momento, una prioridad de la sociedad y así lo están entendiendo los responsables de la toma de decisiones en materia de salud, gobiernos de todo el mundo, empresas, inversores, innovadores, emprendedores.

Los sistemas sanitarios arraigados y modernos tienen por delante una doble misión, por un lado liderar la transformación digital en salud que está demandando la ciudadanía de la mano de las nuevas tecnologías y especialmente de la IA y pasar a ser referente global de una Salud Digital o conectada que une los avances tecnológicos con los beneficios para la salud, especialmente de los más desfavorecidos, evitando una mayor brecha social no sólo entre países ricos y pobres, sino entre distritos de nuestra propias ciudades y entre estos y nuestros entornos rurales.(2)

La IA Puede aumentar la productividad y la eficiencia de la prestación de atención y permitir que los sistemas de salud brinden más y mejor atención a más personas. La IA puede ayudar a mejorar la experiencia de los profesionales sanitarios, permitiéndoles dedicar más tiempo a la atención directa del paciente y reduciendo el agotamiento.

La IA tiene la capacidad de integrar los datos, grandes cantidades de datos en Salud, hasta ahora improductivos y convertirlos en conocimiento aplicado y hacerlos de la manera más barata y sostenible facilitando un mayor acceso consolidando una nueva era de la Salud en el sentido más amplio de la palabra.

La incorporación de la digitalización en el campo de la salud ha aportado innumerables beneficios, no sólo para los pacientes, sino para todos los agentes involucrados. Entre todos ellos destacan los siguientes:

Acceso a los datos médicos propios: resultados de análisis, pruebas diagnósticas, informes y gráficas de la evolución totalmente accesibles y a disposición de los pacientes, así como numerosas fuentes de información, están convirtiendo a los pacientes en personas muchos más informadas y proactivas en el cuidado y gestión de la propia salud y, en muchos casos, en mayores consumidores de salud conscientes de la importancia de la prevención. (3)

Soluciones y plataformas para los pacientes y profesionales sanitarios: creadas tanto para pacientes como para profesionales del sector, estas herramientas ayudan a los pacientes a resolver dudas y a ponerse en contacto con pacientes que sufren de la misma enfermedad o con las mismas necesidades e intereses. En cuanto a las dirigidas a profesionales sanitarios, destacan las que facilitan el intercambio de información y opiniones médicas, las que proveen de bibliografía e información científica y las que proveen de formación. (3)

● Optimización de tiempo y recursos: uno de los efectos más palpables de la digitalización es el ahorro de tiempo y los recursos gracias a elementos como la historia clinica electronica (HCD) y la receta electrónica. La interoperabilidad de estos elementos reduce costes y errores humanos y aumenta la eficiencia y sostenibilidad del sistema sanitario. Asimismo, la digitalización ha demostrado una reducción del 7% en el tiempo de ingreso en hospitales, un 48% en la duplicidad de pruebas o tests realizados y un 19% en las admisiones hospitalarias de pacientes crónicos (4). Los pacientes también se benefician del ahorro de tiempo gracias a que pueden tener acceso a su historial en cualquier momento. Además, también se limitan los errores, se ha probado que se pueden reducir en un 42% aquellos asociados a la interacción de medicamentos y en un 83% los derivados de errores de medicación por equivocaciones en la identidad del paciente (4).

Sinergias entre el sector tecnológico y sanitario: permite disponer de un elevado número de dispositivos «wearables» que indican y monitorizan parámetros de salud: pulsaciones, tensión arterial, etc. Además, también hace posible el seguimiento de pacientes en remoto y la conexión médico-paciente de manera virtual y a tiempo real. (3)

Personalización y medicina predictiva: la digitalización en salud favorece el uso de la medicina predictiva que permite indicar si un determinado paciente está predispuesto genéticamente a desarrollar una determinada enfermedad y la personalización de tratamientos, adaptando el tratamiento a las características individuales del paciente, lo que se conoce como medicina de precisión (5).

Obtención de RWD y generación de RWE: disponibilidad de generar y analizar gran cantidad de datos obtenidos en condiciones de vida real, es decir, fuera de los ensayos clínicos, que permiten estudiar la evidencia real de los resultados en salud de fármacos y dispositivos médicos, entre otros (6).

Figura 3. Tecnologias en el sector salud (6)

Miyashita y Brady proporcionaron un ejemplo de pacientes dados de alta que fueron equipados con un brazalete con Wi-Fi que monitorea de forma remota los signos vitales, como la frecuencia respiratoria, los niveles de oxígeno, el pulso, la presión arterial y la temperatura corporal, de un grupo de hospitales que atienden a 500,000 personas en sureste de Inglaterra. En este caso, las tasas de reingreso hospitalario y las visitas a la sala de emergencias se redujeron significativamente a través de programas de inteligencia artificial que analizan los datos de los pacientes en tiempo real. La necesidad de costosas visitas domiciliarias también se redujo en un 22%. A largo plazo, la adherencia al plan de tratamiento aumentó al 96% en comparación con el promedio de la industria del 50%. En otro ejemplo, Grady Hospital, un hospital público en Atlanta, EE. UU., Informó $ 4 millones en ahorros de una reducción del 31% en las tasas de readmisión durante dos años debido a la aplicación de una herramienta habilitada por IA para identificar pacientes «en riesgo» (7)

El Centro de Comando del Hospital Johns Hopkins recibe «500 mensajes por minuto e integra datos de 14 sistemas de TI diferentes de Johns Hopkins en 22 monitores de computadora con pantalla táctil de alta resolución». James Scheulen, director administrativo de servicios de emergencia y gestión de capacidad en Johns Hopkins, informó que, como resultado de la tecnología de inteligencia artificial, “a los pacientes de la sala de emergencias se les asigna una cama un 30% más rápido; los retrasos en los traslados desde los quirófanos se han reducido en un 70%; las ambulancias se envían 63 min antes para recoger pacientes de otros hospitales; y la capacidad de aceptar pacientes con enfermedades complejas de otros hospitales regionales y nacionales ha mejorado en un 60%  (8)

El Hospital Cedars-Sinai, un hospital terciario de 958 camas sin fines de lucro ubicado en Los Ángeles, California, emplea robots Alexa desarrollados por Amazon como asistentes de enfermería virtuales en las salas de hospitalización. Alexa completa las tareas repetitivas de las enfermeras para ayudar a los pacientes con sus rutinas diarias, les recuerda que tomen los medicamentos o asistan a las citas y les ayuda a responder preguntas médicas (9).

El concepto de inteligencia artificial no es algo nuevo y se refiere a un conjunto de herramientas informáticas (software – algoritmos) que facilitan la realización de actividades humanas a través de la automatización de funciones y la predicción de eventos; pero el nivel de desarrollo de estos elementos en salud aún se encuentra en un estado embrionario.

Los desarrollos basados en inteligencia artificial permitirán un mejor manejo de la información clínica y a su vez la realización de algoritmos con entrenamiento supervisado y no supervisado para construir predicciones confiables, con el fin de prevenir padecimientos y mejorar la capacidad de diagnóstico, además de adaptar y optimizar las guías medicas a través de algoritmos de aprendizaje según experiencias de diagnósticos exitosos y de selección de publicaciones según su entrenamiento. Con respecto al cuidado de la salud, herramientas como Apps y dispositivos de diagnóstico automatizados están mejorando la forma en la que se atiende a los pacientes.

Uno de los retos actuales para la inteligencia artificial es el tiempo que tarda su implementación. Este retraso, impacta negativamente la gestión de la información clínica y su analítica y desvía indicadores de eficiencia tales como reingresos hospitalarios, flujo de camas y costos en salud, entre otros. Basta con buscar en Journal of medical Internet Research (JMIR) por la frase “artificial intelligence” para ver casi 500 proyectos que usan la inteligencia artificial en medicina alrededor del mundo, o en youtube, videos que muestran cómo la IA cambiará el mundo de la medicina: https://www.youtube.com/watch?v=nUReWwR4FqM

Desde Aipocrates se busca facilitar la introduccion en Colombia de nuevas tecnologías de la información en salud que faciliten la práctica médica, mejorando variables como el tiempo, la precisión del diagnostico, la toma de desiciones y el seguimiento clínico. Es una realidad, que el desarrollo de la inteligencia artificial está transformando la práctica médica y a mediano plazo disminuirá las múltiples barreras existentes en los sistemas de salud.

BIBLIOGRAFIA

  1. A. Rajkomar, J. Dean, and I. Kohane, “Machine Learning in Medicine,” N. Engl. J. Med., vol. 380, no. 14, pp. 1347–1358, 2019.
  2. Inteligencia Artificial en el campo de la Salud. Un nuevo paradigma: aspectos clínicos, éticos y legales Colección de bioética y derecho sanitario ISBN: 978-84-18568-02-2 Año: 2021
  1. https://cotec.es/proyecto/digitalizacion-en-salud/f8782647-411d-4f42-acef-bda47156f210
  2. Henrik Moberg (2012). Ministry of Health and Welfare. Improving the health care system with eHealth – The Swedish case. In SNOMED CT Implementation Showcase 2012.
  3. . Camps C. (2018). La Medicina de Precisión como estrategia económica, sanitaria y social. Revista Española
  4. ISPOR (2019). International Society for Pharmacoeconomics and Outcomes. Citado [2019.01.18]. Disponible en: https://www.ispor.org/strategic-initiatives/ real-world-evidence.
  5. Miyashita M., Brady M. Los beneficios para el cuidado de la salud de combinar dispositivos portátiles e IA. [(consultado el 18 de junio de 2020)]; Harv. Autobús. Rev. 2019 Disponible en línea: https://hbr.org/2019/05/the-health-care-benefits-of-combining-wearables-and-ai .
  6. Forbes El hospital te verá ahora. [(consultado el 15 de noviembre de 2020)]; 2019 Disponible en línea: https://www.forbes.com/sites/insights-intelai/2019/02/11/the-hospital-will-see-you-now/#4c9b42ae408a
  7. Uzialko A. La inteligencia artificial cambiará la atención médica tal como la conocemos. [(consultado el 15 de noviembre de 2020)]; Business News Daily. 9 de junio de 2019; Disponible en línea: https://www.businessnewsdaily.com/15096-artificial-intelligence-in-healthcare.html

Autor. Rafael Brango, MD.

Experto en Gerencia y Auditoría de Calidad, líder sectorial en entidades del aseguramiento.

aipocrates

Vistas Totales 879 

+ posts

Internista-Endocrinólogo. Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina, Fellow del American College of Physicians y Miembro Honorario de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo. Editor Emérito de la Revista MEDICINA. Editor de Noticias, portal de la Academia www.anmdecolombia.org.co

Pin It on Pinterest