Visitas: 9

En sesión de la Sociedad Colombiana de Historia de la Medicina del 8 de abril de 2015, el académico Álvaro Monterrosa Castro presentó la historia de los 22 números de un periódico médico cartagenero, que inició sus publicaciones en 1893, como órgano de la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales de Bolívar. Esta sociedad médica fue fundada en 1888 por el decreto número 247 de la Gobernación del Departamento de Bolívar, Colombia. Posteriormente, la ordenanza número 14 de 1918 de la asamblea del mismo departamento, le cambió de nombre por el de Academia de Medicina de Cartagena, denominación que aún conserva. En 1893, cinco años después de su instalación y luego de un receso y reorganización, inició la publicación del periódico Gaceta Médica, órgano de publicación de los escritos médicos realizados por los miembros de la sociedad. Todo parece indicar que la Gaceta Médica se publicó de forma discontinua en 22 números, desde noviembre de 1893 hasta septiembre de 1897.

La guerra civil de los mil días, desde octubre de 1899 hasta noviembre del 1902, que impactó negativamente todos los ámbitos académicos y científicos, puede guardar relación con los años que pasaron sin que se presentaran nuevas publicaciones. En 1918 con el cambio de nombre de la sociedad, una segunda época se inició para Gaceta Médica. Solo se tienen pruebas documentales del número 16-18 correspondiente a abril-junio de 1919, y allí se afirma que es el segundo año de la segunda época. Se presenta una vista panorámica de los contenidos de los doce primeros números de la Gaceta Médica (1893-1894), para conmemorar los 120 años de la publicación de su primer número.  El artículo correspondiente a la conferencia del Dr. Monterrosa apareció en la Revista de Ciencias Biomédicas que él mismo dirige, con la siguiente referencia: Monterrosa-Castro Álvaro, Duarte-Osorio Laura. CONMEMORACIÓN DE LOS 120 AÑOS DEL PRIMER NÚMERO DEL PERIÓDICO “GACETA MÉDICA” 2013; 4(1):191-203.

Al respecto, el académico Darío Morón Díaz escribió un artículo en el diario “El Universal” de Cartagena, titulado “La Gaceta y la Academia”. Dice así:

Álvaro Monterrosa Castro, académico de conocida trayectoria en la investigación médica es Director de la “Revista Ciencias Biomédicas” de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena. En Sesión Solemne de la Academia de Medicina Monterrosa Castro presentó el libro: “La Gaceta Médica de la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales de Bolívar (1888-1919)”. Obra que es un aporte importante a la investigación, no sólo de la medicina en esa época pretérita, sino un valioso documento revelador del trasegar histórico de Cartagena con sus implicaciones en el orden social y económico. En 1815 la urbe padeció los avatares generados por la invasión de Pablo Morillo, el “régimen del terror”; amén de otras circunstancias dolorosas debido a la aparición endémica de la viruela, el cólera y otras patologías, secuelas de la insalubridad, que produjo la muerte de miles de cartageneros.

La obra de Monterrosa es un auténtico documento de consulta porque el autor logró plasmar en sus páginas la labor de médicos de la época y a la vez resaltó sus rasgos humanos, característica que con el devenir de los tiempos tiende a olvidarse. Es evidente que esa pléyade de cultores de la ciencia hipocrática fueron los fundadores de la “Gaceta Médica”; que el 29 de septiembre de 1888 se convirtió en la Academia de Medicina de Cartagena. El autor destaca a: Vicente A García, José Ángel Gómez, José Manuel Royo, Rafael Calvo, Manuel A Tatis, Manuel Ramón Pareja, Manuel Pájaro H, Juan S Gastelbondo, Juan A. Fortich, Lascario Barboza, Francisco Cruz, Camilo S. Delgado y Nicolás M. Paz. Es menester mencionar que José Ángel Gómez defendió a la ciudad durante el sitio de Morillo y participó también en la memorable batalla del Lago de Maracaibo. Otro perfil de indudable valor humano que transcribe Monterrosa Castro tiene relación con el médico Manuel A. Tatis del cual Camilo S. Delgado escribió: “era una magnifica persona, por eso se le estimaba en la ciudad; era un excelente discípulo de Galeno, por eso tenía escogida clientela; era harto caritativo y murió en la pobreza. En varias epidemias que han azotado a Cartagena se mostró como hombre humanitario y desinteresado. Cuando falleció la sociedad toda sintió por ello profundo pesar, la vida de este eminente cirujano cartagenero, fue un continuo batallar en la lucha por la existencia, hasta su fallecimiento el 31 de octubre de 1895”. Finalmente en “La Gaceta Médica de la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales de Bolívar (1888-1919)”, se percibe la perspicacia del investigador que logró rescatar del olvido esa realidad histórica. A manera de corolario acotamos que los historiadores encontrarán en el libro motivos para seguir hurgando en la historia médica de Cartagena y de Colombia.

Loading

0 0 votes
Article Rating
Share This