Visitas: 4

Académico Jorge Raad Aljure

 

Los habitantes del país se encuentran actualmente en medio de varias incertidumbres provocadas por los diferentes proyectos de ley que están a consideración del Congreso y otros que han sido anunciados con el fin producir los cambios que han sido notificados por el Gobierno Nacional en funciones.

Hay necesidad de expresar que todo anuncio pretende un cambio engendra diferentes reacciones que pueden ayudar o dificultar la obtención del objetivo. Cambiar las leyes y las normas no es fácil porque la unanimidad frente a las posibles modificaciones es casi que imposible, salvo en decisiones buscadas por todos y en magnitud reducida. Entre más amplia sea la materia objeto de la modificación mayor será el disenso entre las personas. También se reconoce que si el cambio va solo dirigido a otros, menor será la resistencia general.

Por ahora, la modificación al Sistema de Salud en Colombia ocupa enormes espacios en los medios de comunicación, con los consecuentes diversos enfoques provenientes de personas con distintos grados de compromiso frente a la reforma.

Hay colombianos que no han modificado su criterio frente a la reforma. Otros, incluyendo quienes dirigen la opinión pública, van variando sus personales conceptos en la medida que se conocen los distintos ajustes que se hacen al proyecto de ley, que fue entregado al Congreso para su análisis y decisión.

Pero, en la realidad, la gran mayoría de los colombianos ignora el estado del proyecto, en la medida en que es modificado en el tiempo y contenido por los ponentes, en razón de los diferentes compromisos políticos. Ayer todavía se anunciaban nuevos cambios.

Salvo en los medios especializados, que pocos consultan, los colombianos no tienen un panorama integral y actualizado del proyecto de la reforma que se pretende aprobar.

Se informa de las dificultades de varios artículos, pero se ignoran las solicitudes expresas y textuales de nuevos artículos y los cambios específicos pedidos por partidos políticos como requisito para dar el apoyo a la totalidad de la reforma. Esta reforma es de interés universal, sin límites, porque el Sistema debe cubrir a todos.

Salvo los médicos involucrados en las agremiaciones o en la academia institucional, los demás ignoran las profundidades del proyecto. Lo mismo sucede con otros profesionales de la salud. Hay ciudadanos que le preguntan a quienes se encuentran ligados por la profesión a la salud de las personas, por su opinión general o especial sobre la reforma, y la respuesta generalmente es evasiva, si es ético, en sus consideraciones porque ignora buena parte del proyecto.

La necesaria pedagogía del proyecto es distinta a la de la ley sancionada, siendo más importante esta última debido a la obligatoriedad de su cumplimiento, de acuerdo con la norma aprobada. Pero siendo tan importante la intención de la nueva norma, y también las otras en curso, los habitantes tienen derecho a conocer ampliamente los proyectos con sus modificaciones que van a tener injerencia en la vida de cada uno. Lo demás son informaciones y conceptos de segunda intención.

 

Más presupuesto

El maestro Moisés Wasserman Lerner ha solicitado más presupuesto para las actividades de Ciencia y Tecnología en el país. Tiene toda la razón en su petición. De otro lado están los resultados de las investigaciones y desarrollos tecnológicos que se están produciendo en el país. Si bien es cierto que hay entidades que califican los productos, también es cierto que no todo tiene la calidad esperada.

La Ciencia y la Tecnología son el nicho de actividades importantes para el país, las cuales merecen ser conocidas ampliamente y mucho más el impacto de ellas en la vida nacional.

Publicado originalmente en La Patria


Dr. Jorge Raad Aljure

El Académico Dr. Jorge Raad Aljure es médico patólogo clínico de la Universidad de Caldas. Especialista en Laboratorio Clínico de la Universidad Nacional de México, con estudios en virología en el Instituto Nacional de Salud. Profesor Titular de la Universidad de Caldas y Asociado de la Universidad de Manizales.

Miembro fundador de la Sociedad Colombiana de Patología Clínica. Miembro de Número Academia de Medicina de Caldas y Miembro Correspondiente Academia Nacional de Medicina.

Loading

0 0 votes
Article Rating
LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS AUTORES SON PERSONALES, SU RESPONSABILIDAD, Y NO COMPROMETEN LA INDEPENDENCIA DE LA ACADEMIA O REFLEJAN SUS POLITICAS.
Share This