Visitas: 0

La Academia Nacional de Medicina comenzó la socialización de un borrador de proyecto de reforma al sistema de salud que por fin desarrolla la ley estatutaria y que instaura el modelo de atención primaria con redes integradas, hospitales públicos robustos y encaminado hacia la prevención y promoción de la salud.

 

El Colegio Médico Colombiano (CMC), en su habitual espacio Cita con el Experto tuvo la primicia de tener al vicepresidente de la Academia Nacional de Medicina (ANM), Gabriel Carrasquilla Gutierrez, y al doctor Herman Redondo Gómez, miembro del Comité Legislativo de la misma ANM, exmagistrado del Tribunal de Ética Médica de Bogotá y hasta hace poco asesor del Secretario Distrital de Salud, para que hicieran la presentación del borrador de una nueva reforma al sistema de salud.

Posterior a los debates y al hundimiento del proyecto 010 en el Senado de la República, aún existe un gran consenso en el país acerca de la urgencia de reformar el sistema de salud.

Para el vicepresidente de la ANM el objetivo es trabajar de manera conjunta con otros gremios médicos, asociaciones científicas, facultades de medicina y demás actores que participan en la atención en salud para presentar un proyecto unificado de transformación que sea iniciativa del sector salud y, así, poder recorrer el mismo camino que llevó a la aprobación de la Ley Estatutaria de la Salud (LES) 1751, en 2015.

“Una de las primeras conclusiones es que cualquier reforma debe ser estructural con el fin de poder desarrollar el modelo planteado en la estatutaria de la salud. Esperamos comenzar a socializar esta propuesta para alcanzar consensos y obtener un documento final que pueda ser presentado al Presidente de la República, al Ministerio de Salud y Protección Social y al legislativo, así como lo hizo la Gran Junta Médica Nacional en su momento“.

 


Los retos que enfrenta el sistema de salud en Colombia son muy complejos y de diferente naturaleza, sobre todo con las demandas que trajo consigo enfrenar una pandemia, por lo que no puede haber más dilaciones para implementar la ley estatutaria, afirmó Carrasquilla.

 

“En los últimos años se han frustrado varios intentos por cambiar el esquema del aseguramiento en salud y empezar a articular un modelo que realmente reconozca y garantice el derecho fundamental de la salud. Ese concepto implica redefinir el sistema; es decir, eliminar los decretos y las regulaciones que riñen con la estatutaria, en lugar de ajustar y tratar de fortalecer la Ley 100 de 1993”.

En 2018, la ANM, como órgano asesor y consultor del Gobierno en políticas de salud y educación médica, y debido al incumplimiento del plazo de dos años para la implementación de la estatutaria, creó la Comisión Conjunta para el estudio e implementación de la LES. El propósito de la Comisión fue configurar la normatividad que permitiera construir un sistema más justo y centrado en el bienestar de la población colombiana. A finales de 2019, la Comisión Conjunta, integrada por miembros de la Academia y del Ministerio de Salud y Protección Social, presentaron al Gobierno un documento con 89 recomendaciones con las bases para el desarrollo de la LES.

En vista de que la estatutaria sigue sin ser implementada, hemos decido presentarle al Colegio Médico Colombiano un trabajo con 16 puntos divididos en 10 capítulos para que sea analizado, debatido y perfeccionado con los demás actores del sector, aclaró el doctor Carrasquilla.

“Hay que empezar por recordar que la LES dispone que el derecho fundamental a la salud es autónomo e irrenunciable en lo individual y en lo colectivo. Así mismo, establece que el Estado debe formular y adoptar políticas que propendan por la promoción de la salud, la prevención y atención de la enfermedad y la rehabilitación de sus secuelas, mediante acciones colectivas e individuales”.

Por eso partimos de la premisa de crear un modelo que ponga la salud de los colombianos por encima de cualquier otro interés, agregó el exmagistrado.

“Eso significa que el acceso de los servicios de salud debe darse de manera oportuna, eficaz, con calidad para la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, la preservación del bienestar y el mejoramiento de la vida. La estatutaria también establece que la sostenibilidad fiscal no puede ser motivo para negar o generar barreras de acceso que impidan la prestación oportuna de todos los servicios de salud porque lo primordial es la garantía del derecho fundamental, sin supeditarse a los recursos disponibles, todo lo contrario al modelo de aseguramiento comercial que promovió la Ley 100, donde el interés por la rentabilidad económica terminó por dar lugar a la política generalizada de la contención del gasto”.

 


El borrador de la ANM propone designar un consejo nacional de salud adscrito al ministerio de Salud y en el cual estén representados todos los actores del sistema para que actúe como organismo director del sistema.

 

Este consejo sería un organismo con financiación propia, que tendría la facultad de adoptar las políticas públicas dirigidas a reducir las desigualdades de los determinantes sociales en salud y trabajaría con otros consejos territoriales de salud para conformar un sistema global y con democracia sanitaria donde los territorios más apartados también se sientan incluidos. Y en todo caso, el sistema estará bajo la dirección, supervisión, organización, regulación, coordinación y control del Estado, como lo ordena la LES.

 

Rentabilidad dada por la prevención, no por la facturación

Dentro de los 16 temas, la Academia retoma la urgencia de tener un sistema enfocado en la Atención Primaria en Salud, que termine con la fragmentación fomentada por el modelo vigente y que cuente con equipos sanitarios multi e interdisciplinarios con alta capacidad resolutiva que estén debidamente dotados con tecnologías que posibiliten la telemedicina y la telesalud para que puedan acercar la salud a la población, especialmente en territorios dispersos. Los académicos aseguraron que mientras no se tenga un primer nivel resolutivo y completo, que permita suministrar al paciente lo que tiene que recibir de acuerdo con el diagnóstico, la estatutaria no será una realidad.

El objetivo, como quedó en la LES, es hacer actividades de promoción y prevención, diagnosticar e intervenir las condiciones que afecten la salud y reforzar los determinantes protectores y hábitos de vida saludables, dijo el doctor Carrasquilla.

“La estructura de la prestación de los servicios se debe hacer mediante las redes integradas e integrales de servicio en salud; se permite que dichas redes sean de naturaleza pública, privada o mixta, lo importante es que estén articuladas para garantizar la atención de la población en un territorio. Esta integración es pieza fundamental para velar por la calidad en la atención”.

Lo anterior va ligado al robustecimiento de la red pública por medio de subsidios de oferta para los hospitales públicos que se midan por indicadores de desempeño. El doctor Redondo señaló la conveniencia de generar subsidios para la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, así como el diseño de un plan maestro para modernizar la red pública, al tiempo que se abren nuevos centros de salud que suplan las necesidades de demanda en los territorios.

Un punto que ha estado en la discusión nacional es la cobertura en salud. La Ley 100 establecía un plan de beneficios, el cual estaba dado por un listado de inclusiones específicas y otro de exclusiones, lo que es una constricción del derecho a la salud.

Por su parte la estatutaria establece que todo está incluido, con excepción de lo que está excluido (servicios que tengan un propósito netamente cosmético o estético, no relacionado con procedimientos de recuperación o mantenimiento de capacidad funcional; que no exista evidencia científica sobre su seguridad y eficiencia clínica; que su uso no haya sido autorizado por la autoridad competente; que esté en fase de experimentación o que tenga que ser prestado en el exterior).

_________

FUENTE: https://epicrisis.org/

Loading

0 0 votes
Article Rating
Share This