Visitas: 7

El 10 de abril fue convocada una “mesa de trabajo por la salud” en el Congreso de la República como un espacio para presentar alternativas tras el hundimiento de la Reforma a la Salud. 

A la reunión asistieron representantes y voceros de pacientes, ex-ministros de Salud y Hacienda, Gestarsalud (gremio de las EPS del régimen subsidiado), la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC), la Academia Nacional de Medicina, AFIDRO, entre otros. 

En el encuentro se trazaron cinco líneas para trabajar un nuevo proyecto de Ley que se presentaría el 20 de Julio y que fueron presentados por la senadora Nadia Blel. 

1ra. Sostenibilidad financiera. Para garantizar la sostenibilidad y fortalecimiento del Sistema se deben ajustar las metodologías de cálculo de la UPC por el nivel de riesgo, la estimación de presupuestos máximos y la inclusión de nuevas fuentes de financiación. 

2a. Flujo de recursos.  Necesario fortalecer el componente de inspección, vigilancia y control de los recursos del Sistema de Salud y los procesos de auditoría de cuentas. Giro directo (que le permite a la ADRES girar directamente a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud) en función de los resultados y drásticas sanciones al mal manejo de recursos.

3ra. Dignificación y formalización del talento humano en salud. Crear mecanismos para la formación de talento humano en salud en modalidades de pregrado y especialidades, con incentivos, estabilidad laboral y mejores condiciones de remuneración.

4o.- Modelo de salud mixto. Diseñar una fórmula compatible de atención primaria con una lógica territorial y atención de la población con programas especializados para los pacientes con enfermedades crónicas, huérfanas y de alto costo para garantizar agilidad y eficiencia en la entrega de medicamentos y asignación de citas.

5o.- Fortalecimiento de la atención primaria y preventiva con un enfoque rural y diferencial. Garantía de financiación en infraestructuras, dotación, equipamiento y talento humano en salud, y actualización permanente de capacidades bajo un modelo diferencial para la atención en zonas marginadas, dispersas o de baja densidad poblacional.

En declaraciones para la FM, el doctor Gabriel Carrasquilla señaló sobre la mesa de trabajo: 

Estos espacios son muy importantes porque lo que necesitamos es concertación, transparencia, diálogo entre todos. El Gobierno, el Congreso y los diferentes actores del Sistema de Salud, aseguradores, prestadores e incluso la academia.

La Academia Nacional de Medicina que actúa por Ley como asesor del Gobierno Nacional y el Estado en general en temas de salud pública y educación médica, estamos dispuestos a participar y abrir los espacios para esa concertación. En este momento quienes están siendo más afectados son los pacientes, los usuarios del sistema. Hay incertidumbre y es el momento de trabajar en una respuesta para garantizar el derecho fundamental a la salud que es lo que establece la Ley Estatutaria de Salud de 2015, la verdadera reforma al sector salud de Colombia. 

Se han perdido 9 años en desarrollar los puntos de esta Ley. La Academia Nacional de Medicina en alianza con otras 18 instituciones tenemos una propuesta desde hace más de 3 años, antes de las campañas para la presidencia sobre el desarrollo de la Ley Estatutaria de Salud con 14 acuerdos fundamentales. 

Fuente: El Heraldo

Loading

0 0 votes
Article Rating
Share This