Visitas: 11

Académico Remberto Burgos.

La clasificación de los dolores de cabeza siempre ha sido un lío. Produce angustia y malestar entre los residentes y cuando ya la saben aparece una nueva que se debe usar. Aprendí en los 80 la adoptada por la International Headache Society y con esta he podido clasificar muchas de las cefaleas. Las migrañas aparecen en primer lugar y se han establecido siete grupos para este tipo de dolor de cabeza. No hay duda, muchas veces los médicos nos enredamos y le complicamos la vida a nuestros enfermos. Nos negamos a utilizar clasificaciones simples, fáciles de usar y que llevan implícito un protocolo de estudio, análisis y tratamiento.

Posesión del cuerpo por espíritus malignos fue una de las causas establecidas y exorcizar mediante rituales fue una ventana para que ellos escaparan. Desequilibrio de los humores, frío o humedad fue otra teoría que durante muchos años explicaron el cuadro clínico. Emplastos de opio y alcohol apretando la cabeza utilizada en la edad media. San Gereón y Santa Kea fueron rezados para aliviar el dolor. Aparecieron los fenómenos vasculares y eventos epileptiformes como origen. La migraña es una entidad común, episódica y recurrente en donde se combina las manifestaciones de dolor con síntomas neurológicos y gastrointestinales. Hay historia familiar, factores precipitantes y detonantes. Se estima que tiene una prevalencia de 5-22% y una relación mujer hombre de 3:1. Se acepta que existe una disfunción neuronal primaria que produce los diferentes cambios intra y extracraneales y que se manifiestan por pródromos, aura y dolor de cabeza.

En una entidad crónica y el paciente va recorriendo todas las recomendaciones y medicamentos. Los analgésicos usuales cuando son leves, las drogas que bloquean las crisis y los anticonvulsivantes que disminuyen la frecuencia. Hay fármacos de uso vascular que funcionan y si a cada uno de este grupo se le adicionan las recomendaciones de relajación podemos controlarlos. Hay que evitar la cefalea por abuso de medicamentos (CAM) en los cuales el paciente tiene periodos de cefalea muy fuerte y se debe al exceso de medicación que ingiere. Hay muchos, pero señalamos: la aspirina, el paracetamol, los opiáceos, los triptanes y la ergotamina. La solución es práctica: los suspende y el dolor de cabeza desaparece.

Hemos venido progresando en su control, sin embargo, tenemos un grupo de pacientes en que nada les funciona. Hace unos días se anunció un aerosol nasal, zavegepant (Zavzpret) que 15 minutos después de su uso quita el dolor de cabeza en el adulto. Simultáneo su aprobación por la FDA. El mecanismo de acción es interesante pues bloquea el péptido relacionado con la calcitonina, CGRP, una proteína que se libera en el cerebro y contribuye en el mecanismo de la inflamación.

Se sabe que los pacientes con migraña abandonan el tratamiento y se atribuye al mal control y los efectos secundarios. Las investigaciones han demostrado que el CGRP se encuentra aumentado en los ataques de migraña, tanto en suero como líquido cefalorraquídeo. Hay estudios con los antagonistas del péptido y los anticuerpos monoclonales contra su receptor. Permite un mejor control de la crisis, la adherencia al tratamiento y el uso por tiempo prolongado.

El CGRP actúa tanto a nivel central como en la periferia, produce vasodilatación por su acción directa sobre el músculo liso que lleva a la apertura de potasio para la relajación. Participa en la inflamación neurogénica y sensibilización. Sus receptores están alrededor de la glía del nervio trigémino que promueve liberación de citocinas. Hay un estudio interesante, The Lancet Neurology, en donde 24% de las personas que tomaron una dosis de 10 mgrs no tenían dolores después. Recuerde que el 12% de la población sufre de estos ataques limitantes y el costo anual se estima en 20 millones de dólares por la enfermedad. Hay efectos colaterales descritos y entre estos se describe pérdida del sentido del gusto, náuseas y algunas incomodidades nasales.

Diptongo: Debemos estudiar aún más la migraña, es según la OMS la segunda causa de discapacidad en el mundo, sus costos son elevados y las facultades de medicina solo dedican un par de horas para conocerla. Es la gran olvidada de nuestras escuelas.


Dr. Remberto Burgos de la Espriella

Médico Neurocirujano, miembro de la Academia Nacional de Medicina. Miembro Honorario Academia de Cartagena.

Presidente Honorario Federación Latinoamericana de Neurocirugía. Expresidente Asociación Colombiana de Neurocirugía. Especialista en Gobierno y Asuntos Públicos.

Loading

0 0 votes
Article Rating
LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS AUTORES SON PERSONALES, SU RESPONSABILIDAD, Y NO COMPROMETEN LA INDEPENDENCIA DE LA ACADEMIA O REFLEJAN SUS POLITICAS.
Share This