Existen tantos mitos e ideas preconcebidas alrededor de la donación de órganos, córneas y tejidos, que muchas veces  impiden  que una persona se inscriba como donante. Hoy en el Día Internacional del Trasplante de Órganos y Tejidos, es importante responder a estos cuestionamientos con rigor científico.

 

Mito

Tengo una condición médica, entonces no puedo ser donante.

Realidad

Cualquier persona, sin importar su edad o historial médico, puede inscribirse como donante.

El equipo de trasplantes determinará en el momento de la muerte de la persona si la donación es posible. Incluso si presenta una enfermedad, puede ser elegible para donar sus órganos o tejidos.

 

Mito

Soy demasiado viejo para ser donante.

Realidad

No existe un límite de edad para donar órganos.

Lo que importan es la salud y la condición de sus órganos al momento de su muerte.

 

Mito

No creo que mi religión apoye la donación.

Realidad

La mayoría de las principales religiones respaldan la donación de órganos y la consideran un acto final de amor y generosidad hacia el prójimo.

Para conocer más sobre la religión y la donación de órganos, haga clic aquí.

 

Mito

Si en el hospital ven que soy donante, no intentarán salvarme la vida.

Realidad

Cuando está enfermo o tiene una lesión y es hospitalizado, la única y verdadera prioridad es salvar su vida.

Nada más. Sólo después de que todos los métodos para salvarle la vida hayan fallado, la donación se convierte en una posibilidad.

 

Mito

Las personas famosas o millonarias que están en la lista de espera reciben los órganos más rápido.

Realidad

No. La posición económica no tiene influencia sobre la permanencia en lista de espera y la decisión del trasplante. La regulación colombiana no contempla consideraciones de tipo económico, étnico ni sexual para el trasplante de órganos o tejidos. Por su parte, a nivel nacional se cuenta con criterios específicos que rigen los procesos de donación y trasplante de órganos.

 

Mito

Mi familia no podrá hacer un funeral con ataúd abierto si soy donante.

Realidad

Generalmente, los donantes de órganos, tejidos y córneas pueden ser velados en un funeral con ataúd abierto.

Durante todo el proceso de donación, el cuerpo recibe un tratamiento de cuidado, respeto y dignidad.

 

Mito

Mi familia tendrá que pagar la donación.

Realidad

La donación de órganos o tejidos no implica gasto alguno para los donantes o sus familias. Todo el proceso esta cubierto por el Sistema General de Seguridad Social en Salud del país.

 

Mito

Alguien podría tomar mis órganos y venderlos.

Realidad

No. Aunque es mucha la información que ha circulado al respecto, especialmente en redes sociales, este es un mito. La donación de órganos y tejidos es un acto voluntario, altruista y regulado a nivel nacional por el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud y la Secretaria Distrital de Salud.

 

Mito

Si estoy en coma, podrían sacarme los órganos.

Realidad

La mayoría de los donantes de órganos fallecidos son pacientes a los que se les declaró muerte cerebral.

Pero la muerte cerebral NO es lo mismo que un estado de coma. Las personas pueden recuperarse de un coma, pero no de la muerte cerebral. La muerte cerebral es irreversible.

 

Mito

Los miembros de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Personas Transgénero (LGBT, siglas en inglés) no pueden donar.

Realidad

No existe ninguna política que excluya a los miembros de la comunidad LGBT de la donación de órganos.

Lo que importa en la donación de órganos es la salud de los órganos.

 

Mito

Existe prioridad de trasplante a extranjeros sobre los colombianos que se encuentran en lista de espera.

Realidad

No. Los trasplantes de órganos y tejidos tienen una regulación estricta para cualquier persona. Aquellos extranjeros que cumplen los requisitos nacionales realizan el mismo proceso para acceder a un trasplante y no tienen ningún tipo de prioridad sobre los pacientes de lista de espera con nacionalidad colombiana.

 

Mito

Existe el turismo de trasplante porque no hay regulación en Colombia

Realidad

En Colombia está prohibido y penalizado el tráfico y venta de órganos del cuerpo humano (Ley 919 de 22 de diciembre del 2004), existe la donación (Ley 73 de diciembre 20 de 1998), pero no la permuta, ni la venta de órganos o tejidos.

La donación es una decisión personal y debe ser respetada al momento del fallecimiento.  En Colombia la Ley 1805 de 2016, convierte a todos los colombianos en donantes de órganos y tejidos a no ser que en vida manifiesten lo contrario. Por cada donante se pueden beneficiar hasta 55 personas.

Para mayor información: https://www.ins.gov.co/Direcciones/RedesSaludPublica/DonacionOrganosYTejidos

Vistas Totales 1,273 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.

Pin It on Pinterest