Los piojos humanos pueden transmitir accidentalmente enfermedades bacterianas a sus hospederos, actuando como excelentes vectores. La globalización, las migraciones humanas, las catástrofes ambientales y políticas, y el aumento de las personas en situación de indigencia en las urbes han llevado a la expansión de los piojos humanos por todo el mundo, elevando las probabilidades de que resurjan las enfermedades transmitidas por piojos. Los antiguos egipcios y griegos escribieron sobre ellos y se encontraron en momias prehistóricas de indios americanos.

Existen tres tipos de piojos que se alimentan de los humanos.

  • El Piojo que se aloja en la cabeza. ( Pediculus humanus capitus )
  • El Piojo que se aloja en el cuerpo ( Pediculus humanus humanus )
  • El Piojo del Pubis o Ladilla ( Pthirus pubis )

Los piojos de la cabeza y del cuerpo son muy parecidos, considerando que los piojos del cuerpo son un poco más grandes. El abdomen de estos piojos es más largo que ancho y sus seis patas son del mismo largo. En contraste, el abdomen de la ladilla es un poco más ancho que largo y el segundo y tercer par de patas son más anchas que el primer par. Las ladillas son más pequeñas que los piojos de la cabeza y cuerpo. Las ninfas de los piojos salen de los huevos en aproximadamente diez días, dependiendo de la temperatura. Hay tres etapas ninfales, la tercera seguida por la etapa adulta. En cada etapa deben consumir sangre si van a sobrevivir y continuar su desarrollo. Los piojos adultos viven alrededor de 30 días.

Las potenciales patologías transmitidas son:

  • Bartonela spp (Fiebre de las trincheras, angiomatosis bacilar, bacteremia, endocarditis)
  • Acinetobacter spp (nfecciones respiratorias, urinarias y bacteremia)
  • Yersinia pestis (Plaga o peste bubónica). Borrelia recurrentis (fiebres recurrentes), Borrelia burdogferi (Enfermedad de Lyme)
  • Rickettsiasis: son un conjunto de enfermedades zoonóticas producidas por bacterias pleomorfas que necesitan, para su propagación, distintas especies de mamíferos como reservorio y diversas especies de artrópodos como vector. La lesión fundamental es una vasculitis y la clínica consiste en fiebre y exantema, así como en una lesión típica debida a la picadura del insecto, además de otras manifestaciones generales e inespecíficas. Estas enfermedades son: el tifo exantemático, el tifo murino y la fiebre manchada de las Montañas Rocosas. El diagnóstico se basa en cultivos celulares y en pruebas serológicas, especialmente la inmunofluorescencia indirecta.

Autores:  López Valencia, David1, 2,4; Medina-Ortega, Ángela1, 2,4; Vásquez Arteaga, Luis Reinel2, 3; Salguero, Carolina4.

  1. Estudiante de Medicina, Facultad Ciencias de la Salud, Universidad del Cauca.
  2. Centro de Estudios en Microbiología y Parasitología (CEMPA).
  3. Departamento de Medicina Interna, Facultad Ciencias de la Salud, Universidad del Cauca.
  4. Corporación Del Laboratorio al Campo (DLC).

Piojos humanos como vectores de Enfermedades

Vistas Totales 1,520 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.