Este documento fue elaborado por la Oficina Sanitaria Panamericana en cumplimiento de la resolución La pandemia de COVID-19 en la Región de las Américas, aprobada por el 58.o Consejo Directivo de la OPS en septiembre del 2020.

En el documento se resumen las consideraciones relativas al proceso de toma de decisiones para reanudar los viajes internacionales no esenciales en el contexto de la pandemia de COVID-19 y, en vista de que este riesgo no puede eliminarse, se incluyen las medidas clave que deberían implementarse para aceptar y mitigar el riesgo de propagación internacional del SARS-CoV-2. Además se brindan más detalles sobre el posible uso de pruebas para la COVID-19 y se hace hincapié tanto en los desafíos primarios (biológicos, técnicos y epidemiológicos) como en las limitaciones secundarias (jurídicas, operativas y en relación con los recursos).

 

Medidas clave recomendadas

  • No se debe permitir que realicen viajes internacionales las personas que están bajo medidas de aislamiento, cuarentena o restricción del desplazamiento en su comunidad (por ejemplo, en confinamiento).
  • Se debe disuadir a las personas que no se sientan bien, independientemente de la causa de su enfermedad, de realizar viajes internacionales y se debe promover que busquen atención médica.
  • Se pueden seleccionar de manera dinámica los países y las ciudades desde los cuales se autorice el tránsito internacional entrante directo a fin de mitigar el riesgo de casos importados de infección por SARS-CoV-2.
  • Se deben establecer mecanismos para que los viajeros que llegan a una ciudad o país proporcionen información sobre los planes de viaje que tienen durante los primeros 14 días en el lugar.
  • Se debe hacer un tamizaje visual tanto de los viajeros entrantes como de los salientes a fin de detectar síntomas compatibles con la COVID-19.
  • Se deben establecer mecanismos para dar seguimiento al estado de salud de los viajeros internacionales entrantes durante los 14 días siguientes a su llegada.

 

Medidas NO recomendadas

  • Los viajeros internacionales no deben considerarse ni manejarse como contactos de casos de COVID-19 y no debe requerirse que hagan cuarentena en el país de destino.
  • Los viajeros internacionales no deben considerarse ni manejarse como casos presuntos de COVID-19 y no deben estar sujetos a la obtención de muestras ni al aislamiento en el país de destino.
  • No se justifica aplicar intervenciones que puedan generar una falsa sensación de seguridad (como el tamizaje de viajeros según la temperatura corporal, el llenado de formularios o declaraciones por los viajeros centradas en los síntomas, o las pruebas para la COVID-19).
  • Dada la eficacia de la tecnología disponible actualmente para las pruebas, no se recomienda realizar o recomendar pruebas para la COVID-19 a los pasajeros que estén planificando o que realicen un viaje internacional como una herramienta para mitigar el riesgo de propagación internacional.

 

VER DOCUMENTO: Reanudación de los viajes internacionales no esenciales en el contexto de la pandemia de COVID-19

Vistas Totales 341 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.