El 14 de Octubre de 1944 moría uno de los pocos, si no el único alto mando militar alemán que se opuso al holocausto, que cuestionó a Hitler, que se enfrentó a las SS y que se negó sistemáticamente a afiliarse al partido Nazi. Ese día, el general Erwin Rommel fue»invitado» a suicidarse. 

Nacido el 15 de Noviembre de 1891 en Heidenheim an der Brenz, Imperio Alemán, y bautizado como Erwin Johannes Eugen Rommel, en todos los niveles de enseñanza se lo calificó como un superdotado.  Pese a haber podido ser un ingeniero de renombre prefirió unirse al ejército; tal era su determinación, que cuando fue rechazado por una hernia inguinal, decidió operarse y regresar 4 meses después, donde fue aceptado y asignado al 124º regimiento de infantería en Weingarten.

 Al estallar la Primera Guerra mundial fue enviado a las Ardenas meridionales donde por su valor se le entregaron 2 Cruces de Hierro, aunque él minimizaba su accionar diciendo: «En combate cercano, la victoria no es del más valiente, sino del que tiene una bala más en el cargador». Ya ascendido a teniente primero, luchó heroicamente en Rumania e Italia, por lo que recibió la «Blauer Max» (Pour le Mérite). Entre guerras se unió a los ejércitos voluntarios Freikorps hasta que en 1935 se reactiva y reestructura todo el ejército alemán. Es ascendido a Mayor y conoce a Hitler. Durante el tradicional desfile militar de pascuas en 1935, el 3° batallón a cargo de Rommel estaría formado al frente del atrio de Hitler.  Se entera que por razones de seguridad entre ellos estaría formada las «SS» (Schutzstaffel). Rommel se sintió insultado y le envió un mensaje a Hitler: «Si el Jefe del Estado no se sentía seguro frente a sus propios soldados, no tenía ninguna intención de hacerles formar». Hitler, lejos de enojarse hizo retirar a las «SS», lo hizo formar al frente y bajó a felicitarlo; esto hizo que las «SS» lo marcaran de por vida. 

Al estallar la Segunda Guerra Mundial estuvo en Polonia capacitando a soldados del cuerpo de la 7.ª División Panzer, luego tendría otros breves pasos por Francia y Bélgica donde combatió en la primera línea junto a sus subordinados. En 1941 las tropas italianas estaban siendo masacradas en el norte de África. Hitler le encomienda ir a auxiliarlos, Rommel forma y dirige Deutsches Afrikakorps con la que lograría sus victorias más resonantes que lo llevaron a ser llamado ·«Wüstenfuch» (El zorro del desierto). Estando en Africa se entera del destino de los judíos en el centro de Europa. Rommel empieza a declarar públicamente su indignación por esos  crímenes, y su desprecio hacia el partido Nazi a quienes calificaba como «Una banda de matones callejeros».

En 1942 recibe la orden secreta de Hitler conocida como «Kommandobefehl» que consistía en asesinar a los comandos enemigos capturados aunque se rindieran. Rommel se niega a obedecerla. Luego de ser evacuado de Túnez fue condecorado con los brillantes de la Cruz de Caballero. Por su fama y destreza, era muy común que se recurriera a él cuando el frente se complicaba, por ello nuevamente fue designado a Italia y luego a Francia cuando el desembarco en Normandía era casi un hecho.

Estando en Francia su blindado fue atacado por dos aviones de la RAF, resultando herido de muerte, una cuádruple fractura de cráneo no hacía prever que se recuperaría. Tres días después con Rommel inconsciente, el coronel Claus von Stauffenberg intentó matar a Hitler con una bomba; pese a no haber pruebas concluyentes en su contra, las «SS» lo involucraron en el complot. Mientras Rommel se recuperaba milagrosamente en su casa de Herrlingen, el 14 de Octubre recibió la visita de los generales Wilhelm Burgdorf y Ernst Maisel. Luego de una breve reunión, Rommel le dijo a su esposa»-Me despido, en media hora estaré muerto»; se le acusaba de integrar el complot contra Hitler.

Burgdorf y Maisel lo llevaron en su auto hasta una carretera cerca de Ulm, se detuvieron y dejaron unos minutos solo a Rommel, al regresar ya estaba muerto. A la familia y a la opinión pública se les informó que había muerto de un derrame cerebral a causa de sus heridas del cráneo en batalla. Pese a la acusación que cayó sobre él, tuvo una ceremonia con los honores de estado y su cuerpo fue cremado sin que se le realizara la autopsia. Rommel es el único militar miembro del Tercer Reich que tiene un museo dedicado a su persona en suelo alemán, aunque el mas completo se encuentra en Egipto.

Colaboración del académico David Vásquez Awad

Vistas Totales 317 

+ posts

Internista-Endocrinólogo. Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina, Fellow del American College of Physicians y Miembro Honorario de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo. Editor Emérito de la Revista MEDICINA. Editor de Noticias, portal de la Academia www.anmdecolombia.org.co