Visitas: 2

En 2007 se introdujeron en todo el mundo las  6 medidas MPOWER de control del tabaco propugnadas por la OMS y que consisten en: vigilar el consumo de tabaco y las medidas de prevención; proteger a la población del humo de tabaco; ofrecer ayuda para el abandono del tabaco; advertir de los peligros del tabaco; hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio; y aumentar los impuestos al tabaco.

Ahora, un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que 5600 millones de personas –el 71% de la población mundial– están en estos momentos protegidas por al menos una de las política de prácticas óptimas, que contribuyen a salvar vidas de los efectos mortales del tabaco, cinco veces más que en 2007, antes de que se establecieran las medidas.

El Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo, que cuenta con el apoyo de Bloomberg Philanthropies, se centra en la protección de la población contra el humo de tabaco ajeno y señala que casi el 40% de los países ahora disponen de lugares públicos cerrados completamente sin humo. 

Los entornos sin humo ayudan a las personas a respirar aire limpio, protegen a la población de los efectos mortales del humo de tabaco ajeno, hacen que las personas se sientan motivadas para dejar de fumar, desnormalizan el tabaquismo y ayudan a evitar que los jóvenes comiencen a fumar o a utilizar cigarrillos electrónicos. 

Mauritius (República de Mauricio), una nación insular en el Océano Índico y Países Bajos (Holanda), han alcanzado este año el nivel de prácticas óptimas en todas las medidas MPOWER, una hazaña que solo Brasil y Turquía habían logrado hasta ahora. 

El Primer Ministro de la República de Mauricio, Pravind Kumar Jugnauth, expresó:  «hemos realizado grandes progresos en las políticas de control del tabaco en Mauricio. Nuestro país ha adoptado la estrategia MPOWER y está avanzando con determinación para convertirse en un país libre de humo», mientras que Maarten van Ooijen, Secretario de Estado de Salud, Bienestar y Deportes de los Países Bajos, señaló que: «pese a que hemos progresado en la reducción de la prevalencia del tabaquismo y en la mejora de nuestras políticas de control del tabaco, todavía tenemos un largo camino por recorrer. Juntos seguiremos luchando por una generación sin humo para 2040.» 

«Si bien las tasas de tabaquismo han venido disminuyendo, el tabaco sigue siendo la principal causa de muertes prevenibles en todo el mundo, en gran parte debido a las incesantes campañas de comercialización de la industria tabacalera», señaló Michael R. Bloomberg, Embajador Mundial de la OMS para las Enfermedades No Transmisibles y los Traumatismos y fundador de Bloomberg Philanthropies. 

44 países siguen sin estar protegidos por ninguna de las medidas MPOWER de la OMS y 53 países aún no han prohibido por completo fumar en los establecimientos de salud. Sólo alrededor de la mitad de los países tienen lugares de trabajo y restaurantes privados sin humo. 

La epidemia de tabaquismo, mata a 8,7 millones de personas en todo el mundo, y alrededor de 1,3 millones mueren cada año a causa del humo de tabaco ajeno. Todas estas muertes son totalmente prevenibles. Las personas expuestas al humo de tabaco ajeno, corren el riesgo de morir de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, enfermedades respiratorias, diabetes de tipo 2 y cánceres. 

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS afirmó que la organización está dispuesta a prestar apoyo a todos los países para que sigan el ejemplo de la República de Mauricio y Países Bajos y protejan a su población contra este azote mortal.

 

SITUACIÓN DE COLOMBIA

En 2016, el Gobierno del Reino Unido inició el proyecto FCTC 2030 (Framework Convention on Tobacco Control), -en español denominado Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT)- para apoyar a los países de ingresos bajos y medios en este proceso, y pronto se unieron a él los Gobiernos de Australia y Noruega. 

Colombia es uno de los 15 países del mundo que fue seleccionado para la implementación del Proyecto FCTC 2030. Su implementación comenzó en abril de 2017 y terminó en marzo de 2022.

El proyecto FCTC 2030 apoya a las partes que reúnen los requisitos para recibir asistencia oficial para el desarrollo, a fin de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, mediante la aceleración de la aplicación del CMCT de la OMS.

Como establece el documento “Así avanzamos en el control del tabaco en Colombia”, en el país el tabaco causa anualmente más de 34.000 muertes prematuras, genera 5.000 millones de colillas que se convierten en residuos sólidos, contamina 5 billones de litros de agua, genera 17 billones de pesos en costos económicos y sociales.

Pero a la vez, el país ha logrado una caída en la prevalencia y el número de fumadores sin precedentes. Todas las regiones han avanzado en esta dirección, pero persisten diferencias y hay que cerrar estas brechas. 

Como resultados de la implementación de las medidas más efectivas contempladas en el Convenio Marco para el Control del Tabaco, Colombia muestra:

Artículo 6: Se triplicó el impuesto al consumo de productos del tabaco entre 2017 y 2018.

Artículos 8 y 13: se afianzó el cumplimiento de las disposiciones legales sobre Ambientes Libres de Humo y prohibición a toda forma de publicidad, promoción y patrocinio.

Artículo 14: se diseñó y se puso en marcha el programa nacional de cesación. Programa Nacional de Cesación del Tabaco.  

El camino hacia 2030 exige fortalecer la gobernanza en el control del tabaco, principalmente a través del posicionamiento del tema en la agenda pública del país.


Fuente: OMS

Fuente: Convenio Marco de la OMS para el control del Tabaco

Resumen Nota. Victoria Rodríguez G., responsable web Academia Nacional de Medicina

 

Loading

0 0 votes
Article Rating
Share This