Utilizando un enfoque conservador para evaluar la posible subestimación de casos, se estimó que, para el 25 de julio, Colombia debería haber detectado 1.328.175 casos en lugar de los 240.795 reales observados, una subestimación del 82%. Dicha afirmaciòn fue hecha por los investigadores colombianos Fernando de la Hoz, Nelson Alvis y colaboradores, en una publicación internacional sobre enfermedades infecciosas. Para esa fecha, el sistema de vigilancia epidemiológica del país debería haber detectado más de un millón trescientos mil casos, lo que llevaría la cifra real a mediados de agosto a un número muy superior al informado. Esto por supuesto no es exclusivo de Colombia, ha ocurrido también en otros países de la región y del mundo.

Colombia detectó su primer caso de COVID-19 el 2 de marzo de 2020. Del 22 de marzo al 25 de abril implementó un bloqueo nacional que, aparentemente, permitió al país mantener una baja tasa de incidencia y mortalidad hasta mediados de mayo. Forzado por las pérdidas económicas, el gobierno abrió muchas actividades comerciales, a las que siguió un aumento de casos y muertes.  Este artículo presenta un análisis crítico de los datos de vigilancia colombianos con el fin de identificar las fortalezas y las dificultades de las medidas de control.

El análisis descriptivo de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) confirmó los casos entre marzo y el 25 de julio. Los datos se describieron según el nivel de medición. Las tasas de incidencia y mortalidad de COVID-19 se estimaron por edad, sexo y áreas geográficas. Las tasas de muestreo de los casos sospechosos se calcularon por áreas geográficas y se evaluó el potencial de subestimación de los casos utilizando diferencias de muestreo.

                                                                         Destacable

• Al 25 de julio, Colombia ha confirmado 240,795 casos de COVID-19 y 8,269 muertes (tasa de letalidad 3.4%).
• Todos los departamentos han reportado casos, pero 292 municipios aparentemente están libres de COVID-19 (26%) y 373 (33,2%) han tenido transmisión limitada.
• Las tasas de mortalidad específicas por departamento variaron de 0 en Vichada a 1.278 en Amazonas, que tiene 7,8 veces la tasa nacional (TIR = 7,8 Intervalo de confianza (IC) 95% 6,4–9,5).
• Utilizando un enfoque conservador para evaluar la posible subestimación de casos, se estimó que, para el 25 de julio, Colombia debería haber detectado 1.328.175 casos en lugar de los 240.795 reales observados, una subestimación del 82%.

Colombia (50,372,424 habitantes) ha reportado 240,745 casos y 8,269 muertes (tasa de letalidad 3.4%) hasta julio 25. Ha analizado 1.370.271 muestras (27.405 muestras por millón de personas) con una tasa de positividad del 17%. Las tasas de muestreo por millón varían según la región, de 2.664 a 158.681 por millón y, en consecuencia, la tasa de incidencia y mortalidad también varía. Debido a las variaciones geográficas en la capacidad de vigilancia, Colombia puede haber pasado por alto hasta el 82% de los casos reales.

Colombia tiene una menor incidencia de casos y de mortalidad en comparación con otros países de América del Sur. Esto puede ser un efecto del bloqueo pero también, en cierta medida, de diferencias geográficas en la capacidad de vigilancia. Las poblaciones indígenas con poca infraestructura sanitaria han sido las más afectadas.

Is Colombia an example of successful containment of the COVID-19 2020 pandemic? A critical analysis of the epidemiological data. March to July 2020. International Journal of Infectious Diseases.

 

Vistas Totales 1,006 

+ posts

Internista-Endocrinólogo. Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina, Fellow del American College of Physicians y Miembro Honorario de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo. Editor Emérito de la Revista MEDICINA. Editor de Noticias, portal de la Academia www.anmdecolombia.org.co

Pin It on Pinterest