Mi entrañable pana

Mi entrañable pana

Por Gloria Arias Nieto “Pana, mañana te recojo a las 8 y nos vamos a las Ferias”, me dijo. Así fue. Alirio pasó por mí y nos fuimos al taller de fundición en el Barrio Las Ferias, de Bogotá. Hasta el perro del taller se alegró al verlo. En su overol salpicado de...