Fundadores

1838-1905

Nicolas Osorio y Ricaurte

Adelantó la carrera de medicina en la Facultad de París y se graduó en 1865. A su regreso a la capital fue profesor de Patología Externa, tanto en la Escuela de Medicina Privada como en la Facultad respectiva de la Universidad Nacional, cátedra que regentó hasta su muerte. En la noche de 3 de enero de 1873 estuvo presente en la reunión que tuvo lugar en la casa del doctor Abraham Aparicio Cruz y formó parte por lo tanto, del grupo de los seis fundadores de la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales.

En 1885 fue incluida su hoja de vida en la lista de los veinte colombianos más destacados en el campo de la medicina y de las ciencias naturales que fuera remitida por la Sociedad al Instituto Smithsoniano de Washington, de acuerdo con solicitud hecha por dicho Instituto.

Leer mas...

Entre 1887 y 1890 fue Gerente del Banco Nacional y, como tal, se vio obligado a realizar las emisiones clandestinas de la Regeneración. En la primera Junta Directiva de la Academia Nacional de Medicina entre 1891 y 1893, figuró como Vicepresidente; para el período siguiente, de 1893 a 1895, fue elegido Presidente.

Durante esta gestión, una de sus principales tareas fue la de organizar y presidir el I Congreso Médico Nacional que se realizó en julio de 1893 en Bogotá. De 1898 a 1904 estuvo a cargo de la Rectoría de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional. Le correspondió preparar la gran reforma educacional en su área docente.

Publicó varios trabajos científicos, entre otros, «Observaciones sobre neumonía»; «Tratado sobre el cultivo de las quinas», que presentara a la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales en 1879 y 1881, respectivamente. En este último año completó un estudio sobre enfermedades del ganado lanar y, con Proto Gómez, investigó las epidemias de los climas fríos y de los cálidos, cuyos resultados se encuentran resumidos en los siguientes trabajos, «Habitaciones de la clase obrera»; «La viruela»; «Fiebre amarilla y fiebre recurrente»; «Descripción de la enfermedad del cabello», y muchos otros.

1837-1921

Leoncio Barreto

Médico del Colegio del Rosario, se graduó en 1860. Más tarde, en 1863, obtuvo el grado de farmacéutico en la misma Universidad. En 1865 contribuyó a la Fundación de la Escuela de Medicina Privada, que dirigió Antonio Vargas Reyes. Profesor de obstetricia, tuvo en ella el cargo de Inspector General. Catedrático de la Facultad de Medicina de la restaurada Universidad Nacional, a partir de 1868 y Por más de treinta años, dictó en ésta la cátedra de obstetricia y, en los últimos, también la de clínica obstétrica.

Con Joaquín Maldonado y José María Buendía formó el trío de los grandes obstetras colombianos. Publicó un útil «Compendio de obstetricia para comadronas», que fue un éxito editorial en su época.

Leer mas...

Barreto practicó en el Hospital de Caridad o de San Juan de Dios, la primera ooforecto-mía que se hizo en Colombia. Autor del «Prontuario de Medicina Legal y Jurisprudencia Médica», del «Cuadro Sinóptico general de zoología» y de otros estudios que destacan la extensión de sus conocimientos.

Presidente honorario de una de las Sesiones Científicas del Centenario, realizadas en Bogotá entre el 25 de julio y el 2 de agosto de 1910. En 1912 la Academia lo ascendió a Miembro Honorario y fue uno de los presidentes honorarios del II Congreso Médico Nacional que sesionó en Medellín entre el 19 y el 26 de enero de 1913. En el IV Congreso Médico Nacional, que tuvo lugar en Tunja, Boyacá, en agosto de 1919, también fue designado como uno de los presidentes honorarios.

1834-1919

Liborio Zerda

Médico egresado del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, donde se graduó en 1853, se dedicó al cultivo de las ciencias naturales y matemáticas y a su enseñanza en un apostolado de más de medio siglo como químico, físico y geólogo. Cofundador de la Sociedad de Caldas en 1855 y de la Sociedad de Naturalistas Neogranadinos en 1859. Cofundador de la Escuela de Medicina Privada, en 1865, y uno de los editores de la «Gaceta Médica».

Catedrático de química orgánica y de física médica en las Escuelas de Ciencias Naturales y de Medicina al restaurarse la Universidad Nacional. Sin salir del país, estuvo permanentemente actualizado en los progresos científicos de su época y muchos de sus trabajos fueron reproducidos por revistas europeas. En 1885 fue incluida su hoja de vida en la lista de los veinte colombianos más destacados en el campo de la medicina y de las ciencias naturales, que fuera remitida por la Sociedad al Instituto Smithsoniano de Washington, de acuerdo con solicitud hecha por dicho Instituto.

Leer mas...

En 1892 el Vicepresidente de la República, Miguel Antonio Caro, lo nombró Ministro de Instrucción Pública, cargo que desempeñó durante 4 años. En su gestión ministerial expidió la gran reforma de los estudios primarios, secundarios y universitarios, que ha sido conocida como el Plan Zerda, y que colocó a la educación nacional dentro de las normas de la Constitución de 1886 y el Concordato con la Santa Sede.

Miembro Honorario y de Número de las Academias de la Lengua y de Historia; perteneció, además, a varias entidades científicas europeas. Presidente Honorario de una de las Sesiones Científicas del Centenario, realizadas en Bogotá, entre el 25 de julio y el 2 de agosto de 1910. Autor del libro, «El Dorado», y de gran cantidad de estudios científicos en diversas áreas.

1849-1914

Abraham Aparicio Cruz

Médico de la Universidad Nacional, se graduó en 1871; se especializó en terapéutica. Ya en la tercera reunión de la Sociedad presentó Aparicio un trabajo sobre los «Efectos sedantes del frío en un caso de peritonitis». En la Facultad de Medicina fue profesor en cátedras diversas y, finalmente, titular de terapéutica. Tuvo inclinaciones políticas; fue elegido concejal de Bogotá, parlamentario varias veces y, en 1902, Alcalde Mayor de Bogotá.

En 1890 fue uno de los autores del proyecto de ley que convertiría a la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales en Academia Nacional de Medicina y que le otorgó a ésta la responsabilidad de ser organismo consultor del gobierno.

Leer mas...

Entre sus escritos figuran, «Peritonits», 1879; «Observaciones sobre la influencia perniciosa del abuso de la chicha»; «Baños fríos en el tratamiento de la fiebre tifoidea»; «La lepra y su propagación en Colombia»; «El catarro epidémico y el dengue en Bogotá», y «Aneurisma de la axila y curación por medio de la ligadura de la subclavia». Formó parte de la Junta Central de Higiene. Por muchos años fue el Director del Hospital Militar. Presidió la Beneficencia de Cundinamarca.

1823-1899

Manuel Plata Azuero

Médico egresado de la Universidad Central en 1845. Se especializó en la Facultad de París en terapéutica y cirugía. Legislador y gobernador de la Provincia de Soto, donde ejerció la profesión durante varios años, volvió a Francia y con la «Memoria sobre la úlcera simple del estómago», ingresó a la Sociedad Anatómica de París. De nuevo en el país participó en la organización y funcionamiento del Estado Soberano de Santander, bien como diputado o como alto funcionario.

En 1867, tras de un tercer viaje a Francia, presentó en la Cámara de Representantes su proyecto de ley por medio del cual se creaba la Universidad Nacional; la ley se sancionó el 22 de septiembre de aquel año. Así se convirtió en el fundador de la actual Universidad Nacional, pues en el lapso de 1850 a 1868 no hubo universidades en el país. Por mucho tiempo fue catedrático de clínica interna en la Facultad de Medicina del Alma Mater.

Leer mas...

Autor de un gran «Tratado de Terapéutica», en 1877 asumió la Rectoría de la Universidad Nacional y, de 1881 a 1885, la Presidencia de su Consejo Académico. Los vaivenes de la política lo alejaron de los claustros universitarios en las épocas de la Regeneración.

En septiembre de 1895 la Academia lo eligió Miembro Honorario. Entre sus trabajos se puede mencionar, «Carate», en 1880, y su libro, objeto de muchos elogios, titulado, «Terapéutica aplicada, general y especial, con el arte de recetar y el de formular la Materia Médica, la Terapia Infantil y la Clínica de Terapéutica, aplicable especialmente a los climas tropicales», obra que vio la luz en 1888. Solo y enfermo pasó los últimos años.

1845-1921

Evaristo García Piedrahita

Médico de la Universidad Nacional, en la cual se graduó en 1872 con un trabajo de tesis sobre, «Ofidios venenosos del Cauca», se especializó en Lepra en la Facultad de París y más tarde, en 1877, complementó sus estudios en Londres. Fue uno de los seis fundadores de la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales. Luego de su viaje a Francia, trabajó un corto lapso en el Hospital San Juan de Dios como experto anatomopatólogo.

En 1885 fue incluida su hoja de vida en la lista de los veinte colombianos más destacados en el campo de la medicina y de las ciencias naturales que fuera remitida por la Sociedad al Instituto Smithsoniano de Washington, de acuerdo con solicitud hecha por dicho Instituto. 

Leer mas...

Se estableció luego en Cali y propició allá el desarrollo de las ciencias médicas, de tal manera que el 1º de enero de 1887 fundó la Sociedad de Medicina y Ciencias Naturales del Cauca, la cual presidió durante varios años. Muy poco tiempo después de su fundación, inició la edición del correspondiente Boletín periódico.

Entre los trabajos de García se destacan, «Profilaxis del alcoholismo»; «Los gusanos urticantes del Cauca»; «Tratamiento médico de las picaduras de las orugas»; «Climas del Valle del Cauca»; «El paludismo y los mosquitos»; «Siringomielia»; «Ensayos sobre el beriberi en el Cauca»; «Estudios sobre Lepra o Elefancia Griega».

En 1891 la Academia Nacional de Medicina lo hizo Miembro Honorario. Con gran civismo colaboró en todas las empresas de progreso que estuvieron a su alcance. Como diputado a la Asamblea logró la ordenanza en pro del establecimiento de la Escuela de Agricultura de Palmira, precursora de la Universidad del Valle. El Hospital Departamental del Valle lleva su nombre.

Vistas Totales 189 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.