En columna para el portal Kienyke, el Académico Dr. Remberto Burgos de la Espriella hace un análisis del virus que enfrenta el mundo en la actualidad, la viruela del mono.

 

Por Remberto Burgos De la Espriella.

En Colombia se han detectado 12 casos hasta la fecha y se sabe que 10 de ellos fueron contagiados en el exterior. Con máxima celeridad el Ministerio de Protección Social declaró la nueva alerta de la viruela del mono y paso a estado alto. La OMS la tiene calificada como una emergencia de salud pública internacional y se tienen registrados alrededor de 14.580 casos reportados a esta institución este semestre. Tiene una baja letalidad,0.03% y se acepta su bajo contagio. En 72 países del mundo hubo 5 muertos: 3 en Nigeria y 2 en República Centroafricana. El cese de la vacuna contra la viruela se considera como una de las causas de su rebrote. La invasión de hábitat animales se considera una de las causas y en USA en 2003 se confirmaron 35 casos cuya fuente fue los perros de las praderas quienes lo obtuvieron de roedores importados.

El diagnóstico es difícil: la varicela, la viruela y enfermedades por herpes virus ingresan en el cuadro diferencial. Hay que acudir al laboratorio: cultivo, reacción a la polimerasa (PCR) y en algunos casos inmunohistoquímica o microscopia electrónica. Curioso comportamiento para esta enfermedad zoonótica viral, esto significa su transmisión de animal a humano o de persona a persona. Se dice que la mayoría de ellos reservorios son las ratas gigantes de Gambia, los perros de la pradera y los lirones. Por eso su localización geográfica se centra en África.

Describir los síntomas es acercarse a una virosis usual: malestar general, adinamia, fiebre, dolor de cabeza (diferente) y molestias en el tronco. Hasta allí cualquiera de las virosis lo puede presentar y tener la compañía de la aparición de los adenopatía o ganglios linfáticos. Lo que hace el diagnóstico son las erupciones con burbujas llenas de líquido claro amarillentos revienta y empieza la formación costrosa. Las erupciones empiezan cerca del tercer día de la fiebre y no hay un sitio específico para la aparición de este brote. Cualquier parte del cuerpo es susceptible.

Hay que vigilar la población infantil y los pacientes con otras morbilidades. Se detectan cifras que alcanzan un 6% de mortalidad. Quizá la pregunta frecuente es como se contagia una persona: el contacto físico es la respuesta. Las erupciones, los fluidos corporales y las costras son altamente contaminantes. Se describen los objetos que el enfermo ha tocado y en esta forma se establece la epidemia. En el grupo obstétrico la placenta es vía de comunicación entre la mujer embarazada y el feto. Post parto, el padre infectado es un foco de infección para el recién nacido.

Cuando el paciente tiene la enfermedad tener en cuenta que el tratamiento debe ser sintomático. Aislamiento y cuidar que no tenga complicaciones o que la enfermedad se disemine. Existe una vacuna para la prevención de la viruela y la viruela del mono: MVA-BN (JYNNEOS) la cual fue autorizada por la FDA en 2019 y útil en la protección de las personas en riesgo de exposición a ortopoxvirus.

Hay riesgo de muerte en esta enfermedad y está calificado entre el 3-6%. Estos casos, pacientes que se asocian otras morbilidades de inmunodeficiencias y en este capítulo la población pediátrica tiene alta susceptibilidad. Se describen casos adicionales con compromiso ocular y pérdida de visión.

Recuerde ciertas medidas preventivas como evitar contacto físico con animales sospechosos de viruela del mono. La carne debe estar bien protegida y cocerse bien. Cualquier persona que entre en contacto físico con animales o personas con la enfermedad puede contraerla. Nos devolvemos a 1980 cuando habíamos erradicada la viruela y suspendimos su prevención. Esta simple medida de tiempo hace más susceptibles a la población joven al no tener memoria inmunológica. Las medidas epidemiológicas nunca estarán de más en casos sospechosos: lavado de manos, usar antiséptico tipo alcohol y el cambio oportuno en ropas o utensilios el enfermo. Limpiar las superficies cercanas y eliminar los desechos contaminados es una muy buena medida.

La vida sigue y nos vamos exponiendo a diferentes huéspedes. Hoy la viruela del mono, enfermedad circunscrita, de ubicación geográfica y que a pesar de la distancia debemos tener en nuestro record. Se focaliza en una población, habitualmente de curso benigno y que cede en forma espontánea. Las herramientas preventivas evitan su generalización y si llega cerca tomar las medidas de aislamiento. No se puede aceptar que el trato sexual sea determinante, hay otras formas de contacto que debemos tener presente. Sin embargo, el contacto directo de cualquier tipo con penetración puede desencadenarla. No olvide, la erupción puede que no se vea, pero allí está presente. Se aconseja usar preservativos durante 12 semanas después de recuperarse.

Hay vacuna, es efectiva pero no se recomienda vacunación masiva. Su efectividad alcanza contra la viruela del mono 85%.

Se sigue trabajando y se conseguirá pronto una vacuna soñada que cumpla los requisitos de antígeno ideal. Mientras un brasilero, con cáncer pulmonar e inmunodeficiencia, falleció hoy en Sao Paolo.

Diptongo: se considera que hay 5.322 casos de viruela del mono y el 85 % de las infecciones están en Europa (OMS).

Artículo del Académico Remberto Burgos de la Espriella, publicado originalmente en Kienyke


Dr. Remberto Burgos de la Espriella

 

El doctor Remberto Burgos de la Espriella ha sido Presidente de la Asociación Colombiana de Neurocirugía, Presidente Honorario de la Federación Latinoamericana de Neurocirugía y es Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina de Colombia. 

 

Vistas Totales 851 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.

Pin It on Pinterest