La esclerosis sistémica (ES) es una enfermedad del tejido conectivo crónica, generalizada y progresiva, caracterizada por disfunción vascular y alteraciones microvasculares que conducen a fenómenos de isquemia y fibrosis de diversos tejidos y órganos: vasos sanguíneos, piel, articulaciones, músculos y órganos internos (tubo digestivo, pulmón, corazón y riñón). Se trata de una enfermedad autoinmune en cuya patogénesis se implican tanto la inmunidad celular como la humoral. Se caracteriza por engrosamiento y adherencia de los tegumentos a los planos más profundos. La primera descripción detallada de una enfermedad tipo esclerodermia provino de Curzio, en Nápoles, Italia en 1753 quien comunicó endurecimiento y tensión de la piel en una mujer joven. Casi 100 años después en 1847 se introdujo el nombre esclerodermia por Gintrac.
La enfermedad afecta con más frecuencia al sexo femenino en una proporción de 3-5:1, en la cuarta y quinta década de la vida. Su incidencia y prevalencia presenta una alta variabilidad según la raza y la distribución geográfica. Las formas de afectación de esclerosis sistémica limitada (ESL) son más frecuentes en la raza caucásica. A diferencia de la raza negra, en la que predomina la esclerodermia sistémica diseminada (ESD). En cuanto a la distribución geográfica, parece ser una enfermedad más frecuente en el continente americano que en el europeo.

Jhan Sebastian Saavedra Torres

Estudiante del programa de Medicina, Facultad de Ciencias de la Salud,Universidad del Cauca.

  • Grupo de Investigación en Salud (GIS) Popayán, Colombia.
  • Del Laboratorio al Campo (DLC)

VER SERIE DE CASOS ESCLERODERMIA SISTÉMICA

Vistas Totales 202 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.