El Ministerio de Salud informó que en Colombia se confirmaron 25 fallecimientos causados por el virus del Chikungunya, en los departamentos de Norte de Santander (10), Cundinamarca (6), Huila (3), Tolima (2), Sucre (2), y en las ciudades de Barranquilla (uno) y Cartagena (uno). Se indicó que la letalidad del virus circulante estimada para el país es de 8 personas por cada 100.000 infectados.

El viceministro de Salud Pública, Fernando Ruiz, señaló que luego del análisis de 43 casos notificados como probables, se confirmaron 25 muertes, una fue descartada y 17 siguen en estudio: “De las 25 muertes confirmadas se pudo establecer que 11 presentaron co-morbilidades por hipertensión arterial, diabetes y neumonía. El 24% de los fallecidos pertenecían al grupo de riesgo de adultos mayores”.

Baja letalidad

Recordó que en enero pasado había señalado que la letalidad de la enfermedad era muy baja y por debajo de 0.0006 en la población a riesgo (incluso el presidente Juan Manuel Santos, dada esa baja letalidad, afirmó el 7 de enero en Girardot: “Esto es un fenómeno que es controlable, que no es letal, es decir, nadie se muere del Chikungunya”). El viceministro señaló que la región de Las Américas reporta 193 muertes por el virus hasta fines de abril. Además comparó la mortalidad frente a enfermedades transmisibles como Infección Respiratoria Aguda (IRA) y dengue, con tasa ajustada de 14.95 muertes por 100.000 habitantes para IRA y de 2.26 por 100 personas con dengue grave (en epidemia 2010). Las proyecciones iniciales del Ministerio hablaban de 669.385 casos esperados de Chikungunya; de ellos, 87.020 casos crónicos, de los cuales 4.351 tendrían secuelas importantes, y la letalidad provocaría de 15 a 30 muertes. Los análisis del Viceministerio de Salud Pública fueron sustentados tras visita de representantes del Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (EU) y referentes de la Organización Panamericana de la Salud en Washington, “en la que manifiestan y reconocen los avances del país en la implementación de la Estrategia de Gestión Integrada y el Sistema de Vigilancia de Colombia como el mejor de la región por su rigor científico y técnico en el manejo y control del Chikungunya”. El viceministro aclaró que del análisis exhaustivo de las 25 muertes confirmadas, se concluye que “cada uno de los pacientes fue atendido de manera oportuna, como dan cuenta las respectivas historias clínicas y donde el curso de la enfermedad fue definitivo”. Hasta fines de abril pasado en Colombia se habían reportado 293.400 casos de Chikungunya: 106.592 en 2014 y 186.808 notificados en los primeros 4 meses de 2015.

Recomendaciones en vigilancia

El Instituto Nacional de Salud señala que los casos probables de Chikungunya en recién nacidos, menores de un año, embarazadas, mayores de 65 años y personas con co-morbilidades, deben notificarse de manera individual bajo el código 217 y enviar muestras para análisis de laboratorio, aunque el municipio ya esté notificando de manera colectiva. Todas las muertes probables por Chikungunya deben notificarse de manera inmediata bajo el código 217 y enviar muestras de suero y de tejido (corazón, pulmón, riñón, bazo, hígado, piel y cerebro), para análisis en laboratorios de virología y de patología del Instituto Nacional de Salud. Una vez confirmadas o descartadas las muertes por Chikungunya, el Instituto enviará el resultado de la unidad de análisis a las entidades territoriales. Personas con artritis y Chikungunya debe verlas un especialista

Artritis

Aunque el viceministro sostuvo que la incidencia del virus bajó sustancialmente al norte de Colombia, donde se redujo el número de nuevos casos, afirma que debe prestarse atención a pacientes que presenten cronicidad, especialmente en población vulnerable. Agregó que el Chikungunya integrado con una enfermedad de base, aumenta su severidad: “Hemos hablado de la artritis y tal como lo planteamos, en la mayoría de las personas el curso clínico benigno dura unos 12 días y luego cesan los dolores articulares, la fiebre y el malestar general. No obstante, existe un porcentaje importante al que la enfermedad se les extiende hasta 3 meses e incluso más”. Indicó que la evidencia científica afirma que las personas con mayor fragilidad articular son las embarazadas, niños recién nacidos -y hasta los 2 años de edad- y la población mayor de 65 años. El viceministro advirtió que a las “personas que tienen artritis concomitante y se les diagnostique Chikungunya, la enfermedad de base se les puede incrementar. En esos casos, la recomendación -como la planteamos en los protocolos del Ministerio de Salud- es que sea atendida por un médico especializado, ya sea internista o reumatólogo”. Y señaló que las variedades atípicas del Chikungunya son poco frecuentes, pero pueden presentarse con problemas dermatológicos complejos como ulceras vesículo-ampulosas (hinchazón), según estudios hechos en la India y en la Isla Reunión.

Fuente: Redacción El Pulso – elpulso@elhospital.org.co

Vistas Totales 470 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.