En una intervención del doctor Guido Chaves Montagno, Presidente de la Liga Anti-tuberculosa Colombiana (Lac), él mencionó que es ya costumbre que LAC y la Academia Nacional de Medicina hagan reuniones conjuntas bianuales o anuales. Con la asesoría de la Lic. Rubí Leonor Tovar, miembro de la Junta Directiva Central, diseñamos el Plan de Acción para dos años, en la Asamblea # 20 que llevó el nombre del doctor Gilberto Rueda Pérez y que se realizará el próximo año en Valledupar, que llevará el nombre de la señora Nelly Castro. El doctor Eduardo Santos Montejo, basado en la Ley 20 de 1937, que había dejado a su vez el doctor Alfonso López Pumarejo, le dijo a su distinguida esposa, este problema, yo como Gobierno, no voy a poder resolverlo. Lorencita, ayúdame, constituye un comité, que la ley nos autoriza para ello, como también autorizó la ley la estampilla hasta cuando la gente escribía. El 14 de febrero de 1939 Lorencita firmó el acta de la primera Junta a la que asistieron ministros y distinguidas damas. La conmemoración se hace de otro evento importante: el doctor Roberto Koch descubre y anuncia que ha descubierto el bacilo de la tuberculosis el 24 de marzo de 1982 cuando el mundo se volcó a conocer el bacilo y más adelante constituyeron el “Día Mundial de la Tuberculosis”. Con esos dos eventos, doña Lorencita hizo que la unión internacional -en un viaje a París- se hiciera la Liga miembro constituyente de la misma. Luego se crearon los comités de Colombia. Así fue como el doctor Santos Montejo y Lorencita Villegas, acogiéndose a dicha Ley 20 de 1937, lograron que estuviera presidida esa Liga por el Director Nacional de Higiene, hoy Ministerio de Salud, y que pudiera crear hospitales, pabellones, asilos, orfelinatos, sala cunas, sanatorios y dispensarios para los pacientes. En el artículo 3º de esa Ley se idearon como en otros países de Europa, siguiendo instrucciones de la Academia para poder recolectar fondos para esa campaña, la estampilla de la Liga Antituberculosa, cuyo símbolo es la Cruz de Lorena. En el artículo 5º de la Ley dice: “Establécese obligatoriamente la enseñanza de la profilaxis de enfermedades infecto-contagiosas, de la tuberculosis especialmente, en establecimientos de enseñanza primaria y secundaria”.

La Liga creó escuelas. Hasta hace muy poco tiempo en Barranquilla estaba la escuela, detrás del Hospital Antituberculoso del Niño Jesús, donde se le enseñaba a los niños y a los padres de familia y también a otras escuelas pero eso se fue olvidando y solamente la Liga ha trabajado últimamente en este aspecto. Es necesario pedir apoyo para seguir cumpliendo.

En Tumaco los rotarios han logrado hacer una reunión en donde la Secretaria de Salud le explicaba al Secretario de Educación cómo se debería trabajar para que pudieran los niños y los padres de ese departamento y todo el Pacífico tener conocimiento de cómo la tuberculosis se podía evitar y vienen trabajando muy bien. Nariño es el departamento de Colombia mejor calificado en el control de la tuberculosis. En la última Asamblea de LAC realizada en Ibagué, que tuvo el nombre de “Gilberto Rueda Pérez”, se leyó y se repasó todo lo que tuviera que ver con planes nacionales e internacionales, que con base en ellos ha seguido lo que decía Lorencita Villegas y que no tenemos sino una sola misión, apoyar el programa de gobierno en donde nos necesitan. La Liga espera que el Secretario de Salud diga necesito que ayuden en esto. Hay hambre entre los enfermos de tuberculosis. En Barranquilla ya cumplieron más de 70 años de dar mercados a los pacientes que están inscritos en la Secretaría de Salud. El objetivo general ha sido el de fortalecer la estrategia con el lema: “Alto a la tuberculosis en Colombia”, con el fin de bajar el número de casos nuevos, la incidencia y la mortalidad y se está logrando.

Con el mismo Plan de Acción se busca fortalecer el trabajo interprogramático, de los dos programas tuberculosis y VIH/Sida, para monitorear y evaluar las dos patologías. También en ese Plan de Acción quedó establecido que tenemos que tratar de reducir la tuberculosis en personas con VIH/Sida y hacer búsqueda mucho más intensiva para casos de tuberculosis entre los pacientes que tienen estas enfermedades y garantizar la terapia. También están contempladas las alianzas en el Plan de Acción porque tenemos que unirnos. Llegó la posibilidad del Fondo Mundial de que se le presentaran proyectos; la LAC y la Organización Internacional de las Migraciones presentaron el proyecto Alto a la Tuberculosis con dos etapas, una en el Pacífico que ya se terminó y ahora se está realizando la segunda etapa en ocho ciudades, las de más incidencia de tuberculosis.

TUBERCULOSIS EN EL CONOCIMIENTO COLOMBIANO DESDE 1934

Traigo  un tema cuyo título “Tuberculosis en el conocimiento colombiano desde 1934”, porque el Presidente de la República Alfonso López Pumarejo en 1934 le solicitó a su organismo asesor Academia Nacional de Medicina le dijera como debería funcionar el Programa del Control de la tuberculosis en la República de Colombia y, efectivamente, el doctor López Pumarejo escuchó muy bien la recomendación o sugerencia, que se encuentra en las Actas, hechas a mano, de la Liga Antituberculosa Colombiana, de la primera dama de la República doña Lorencita Villegas de Santos, nuestra fundadora. La Academia le sugirió que se creara un Patronato Nacional o una Liga Antituberculosa como en Argentina, Chile o Uruguay y, le recordó que era prudente que estuviera el Ministerio de Higiene a la cabeza de esa organización. El doctor López Pumarejo sugería a través de la Academia que se llevara a cabo por lo que salió el programa oficial del Ministerio del Trabajo y pasó a lo que se llamaba antiguamente Ministerio de Higiene y de Trabajo Social.  En la primera etapa estuvieron incluidos los departamentos de Chocó, Valle, Cauca y Nariño. En el Chocó se trabajó con la totalidad de los 30 municipios. Hay Liga en el Chocó, Nariño y posiblemente en Cali. En el Cauca por razones administrativas no hay Jefe de Tuberculosis. La segunda etapa está constituida por Bogotá, Bucaramanga, Barranquilla, Cúcuta, Cali, Medellín, Pereira y Villavicencio. Son las ocho que tienen mayor incidencia. La Liga lo que hace es motivar a las primeras damas, a los decanos de las facultades de medicina.

En otra alianza la Liga y el Club Rotario Rotarac Bogotá Centro Histórico para que apoyen el Programa Nacional de Control de Tuberculosis en divulgación en las universidades, hablar con los rectores y también con establecimientos. Ahora en Villeta gracias a un rotario. La Universidad Central se ha unido a la conmemoración de los 75 años de fundación de la Liga Antituberculosa Colombiana y a la lucha de la tuberculosis en Colombia. En la semana de la salud también lo hizo la Autónoma y otras universidades del centro de Bogotá. El Museo de Ciencias de la Salud, en donde hacen capacitación y talleres sobre algunos aspectos de salud pública tanto a sus visitantes como a sus invitados que llegan a ese Museo. Con la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia y el liderazgo de la Lic. Ruby Leonor Tovar Roa, se actualizan los Comités Seccionales – LAC, sobre Guías del Programa Nacional contra la Tuberculosis, se realizan actividades sociales y humanitarias. En el año 2015 se realizará la Asamblea Nacional de la LAC, en Valledupar. Allí hacemos evaluación del trabajo, muy orientado hacia la educación y la prevención. La Organización Panamericana de la Salud al enterarse de un trabajo que se hizo en las facultades de medicina, una encuesta a los estudiantes de pregrado y a los internos, por esta razón el doctor Gilberto Rueda Pérez fue invitado a Roma, en 1996, para que presentara los resultados ante las facultades de medicina de Europa, estudio que fue publicado en el idioma inglés. Es un ejemplo de cómo Colombia puede mostrarse al mundo con programas educativos.

Encuesta para los internos de las facultades de medicina – 1986  Encuesta para estudiantes de pregrado – 1996  Encuesta estudiantes facultades de medicina en Europa – 2013-2015

También hemos brindado estímulo de crear ligas en otros países de Latinoamérica, por ejemplo Bolivia y en Centroamérica, en El Salvador, asesoramos un Patronato. Estamos en contacto con 18 países de América. Gracias al Académico Gilberto Rueda Pérez que como representante de la Academia ante la LAC ha logrado que esta institución escalone y traspase las fronteras de esta querida patria. En Ibagué, en 2013, la Asamblea XX se llamó “Gilberto Rueda Pérez”.

El Plan Nacional Estratégico de Acción para el 2015, en Valledupar, tiene unas tendencias con base en el Programa Nacional de Tuberculosis y los documentos recibidos, tanto de la Ops/Oms como de la Unión, todos tienen como visión dejar libre de tuberculosis a Colombia. La misión que todavía la conserva la Liga desde que se hizo la primera Acta y no tenemos otro objetivo y cuya único objetivo de reunir y fundar la Liga es apoyar el programa de Gobierno como también fortalecer la estrategia de acuerdo al objetivo general del plan mundial como es lograr notificar más del 70% de los casos nuevos con baciloscopia positiva, curar más del 85% de los casos y bajar la incidencia del número de los casos nuevos que se descubren en un período determinado; disminuir la mortalidad y la prevalencia al 50% en el 2015 y garantizar el acceso de la comunidad a la detección como sintomático respiratorio y de eso que se descubra si es tuberculosis o no, lo más temprano posible, lo mismo su diagnóstico y lo más rápido iniciar el tratamiento para cortar la cadena de infección. También se hace necesario implementar el tratamiento acortado, en “Alto a la Tuberculosis en Colombia”, estrictamente supervisado; fortalecer la Red Internacional de Laboratorios para el diagnóstico de casos, entre muchas otras cosas que están diseñadas en ese Plan. Así mismo se ha tenido en cuenta el “Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021, trabajo que vale la pena para que una organización social como la Liga analice, estudie y reflexione sobre estos conceptos para bajar la mortalidad y tener en cuenta la infección respiratoria aguda – Ira y neumonía, y dentro del mismo Plan, tener en cuenta el Pai en donde se tiene en cuenta toda la vacunación, la pediatría, los pediatras y las instituciones para lograr las metas que se han fijado para tuberculosis infantil y además destacan un programa educativo al paciente y a la familia, actividad esta última a la que se dedica el voluntariado que conforman los comités de la República. El conocimiento hay que compartirlo y eso es afianzado por la Liga, el análisis en torno a la enfermedad, el compartimiento de todos esos eventos y la reflexión participativa del enfermo, pero nos hace falta la mano de otras organizaciones para que sea más fuerte y logremos ganar esta batalla e implementar habilidades de comunicación lo cual fortalece y afianza, tener en cuenta qué es la tuberculosis, cómo se previene, si tiene tratamiento cómo se cura, qué relación hay entre la tuberculosis y el Sida.

Han sido diseñados unos colectivos para hacer prioridad y son los universitarios de ciencias de la salud y de ciencias sociales los que han estado haciéndolos. Hace algún tiempo el Académico Gilberto Rueda Pérez dirigió una encuesta a los estudiantes de las facultades de medicina de la universidades, con preguntas muy elementales como ¿Qué es un sintomático respiratorio?, proyecto que fue presentado en Roma, ante las facultades de medicina de Europa, por el Académico Rueda Pérez, en donde fue felicitado y fue publicado el trabajo, a los diez años repetimos la encuesta y en este momento lo estamos haciendo nuevamente. Lo mismo, tenemos que hacer el estudio en otras universidades, a otros profesionales.

Se encuentra en la Ley 20, el enseñar la prevención de las enfermedades transmisibles, especialmente la tuberculosis. Ahora se está hablando con los Secretarios de Educación también y no solamente con el Secretario de Salud. La educación por pares, recomendada por la Ops/Oms y otras organizaciones como las Juntas de Acción Comunal, asociaciones de barrios, líderes comunales y un proyecto investigativo que se hace con la ayuda del Club Rotario de Bogotá con el cual tenemos una alianza para poder ir a esas universidades que no tienen facultades de medicina y convenios con la Oim. Esto será posible en la medida que despertemos el interés y la participación de las organizaciones, de lo contrario, seguiremos viviendo con la misma tuberculosis.

Intervención de la doctora Mirtha del Granado, Asesora Regional de Tuberculosis Ops/Oms

Primero que todo, quiero hacerles llegar mi agradecimiento por la invitación y por poder tener el honor de estar con ustedes en esta celebración de la Liga Antituberculosa Colombiana.Para nosotros que trabajamos en tuberculosis, el mes de marzo es muy importante porque hubo dos eventos muy importantes: el primero, la información que dio Roberto Koch en Berlín respecto al descubrimiento del agente etiológico de la tuberculosis hace 132 años y el segundo es cuando la Oms en 1993 declara a la tuberculosis como una emergencia mundial puesto que incrementó el número de casos de tuberculosis en el mundo en forma exponencial, tanto en países desarrollados como en países en desarrollo; esto se debió a la infección del Vih, pero eso sirvió para que se lance la estrategia Dots basada en llamar la atención de las autoridades para obtener el compromiso político; para garantizar el diagnóstico de calidad de los casos de tuberculosis, el tratamiento acortado y estandarizado estrictamente supervisado, la gestión de medicamentos de calidad y, por último, el monitoreo y evaluación, cinco componentes claves que tuvieron grandes resultados.

El Dots fue la base para el lanzamiento de la estrategia “Alto a la tuberculosis” y a estos cinco componentes se añadieron: el abordaje del manejo de la infección de Vih, el manejo programático de la drogo-resistencia, la investigación científica y operativa, la participación de la sociedad civil de las comunidades y el empoderamiento de los enfermos, el fortalecimiento de los sistemas sanitarios. Con estas dos estrategias ahora podemos ver grandes logros pero también nos quedan grandes retos. Por ejemplo, como logros, la Oms en el 2012, a partir del lanzamiento de la declaración de emergencia se han diagnosticado y tratado 56 millones de enfermos con tuberculosis, se han salvado 22 millones de vidas, sin embargo, todavía tenemos una carga importante de casos de tuberculosis. La Oms estimó para el 2012 que hubo 8,6% de casos de tuberculosis, 1,3 millones de muertes por esta causa. Cientos de miles de veces más casos y más muertes que en 1882, pero también hemos tenido grandes logros puesto que se han hecho investigaciones científicas que no se hacían; en el 2010 la Oms ha endosado un test rápido para el diagnóstico de la tuberculosis. Ahora seguimos utilizando la baciloscopia que hace cien años nos enseñó Roberto Koch pero con el test rápido en dos horas sabemos si el bacilo es resistente o sensible a la Rifampicina. Todavía no tenemos el test para ponerlo a nivel de la comunidad pero hemos hecho un gran avance. Se ha avanzado en la investigación de vacunas. En 1906 el microbiólogo Albert Leon Charles Calmette y el veterinario Camile Guérin partieron de la base, en 1906, que la inmunidad contra la tuberculosis solo era posible cuando había en el organismo bacilos tuberculosis, y así fue descubierta la Bcg y que ahora está dentro del Pai, es una vacuna que protege a los niños pequeños pero no protege el pasaje de la infección a la enfermedad ni protege a las personas para que no se infecten, sin embargo es la única vacuna que tenemos y actualmente se están estudiando muchas otras vacunas.

Al hablar de medicamentos, no olvidemos lo que cambió el control de la tuberculosis y fue el descubrimiento de la Rifampicina en 1960. En 1980 se iniciaron los tratamientos acortados y estandarizados, sin embargo, hasta la fecha no teníamos nada más para ofrecer a nuestros pacientes pero la investigación actualmente pone siete nuevos medicamentos y posiblemente en estos meses podremos conocer los resultados de un tratamiento acortado a cuatro meses con la inclusión de una fluoroquinolona, no obstante sigue siendo muy largo cuatro meses. Esta emergencia mundial ha despertado la conciencia de los políticos, de los científicos y de los donadores, la tuberculosis existe y produce muertes, hay recursos económicos para los países más pobres.

En las Américas, para el 2012 la Oms estimó que hubo 280.000 casos nuevos de tuberculosis y murieron 20.000 personas por esta causa. Cuando observamos las notificaciones solamente, en ese mismo año ha habido 209.000 casos. ¿Dónde están esos 61.000 restantes? Por este gran problema, la Ops/Oms conjuntamente con los Jefes de Programa, nos hemos puesto a pensar ¿dónde están los casos que aun no se han diagnosticado? Analizando los cambios demográficos de la población en las Américas nos damos cuenta que la mayoría de la población de las Américas vive en ciudades, el 80%, y cuando observamos el análisis de las Naciones Unidas, nos dice, las ciudades de Latinoamérica son las más inequitativas del mundo y las más violentas; 117 millones de latinoamericanos viven en tugurios; una de cuatro personas en las ciudades no tienen empleo y viven en la pobreza. Es por esto la iniciativa de control de tuberculosis en las ciudades y Bogotá es el piloto que enseñará a la región de las Américas cómo se puede abordar el control de la tuberculosis en las ciudades. A esto debemos añadir que existe el problema de la coinfección tuberculosis-Vih y somos la segunda región después de África con más tuberculosis-Vih. 30% de estos pacientes co-infectados  están muriendo debido a las fallas del sistema. En las Américas la tuberculosis extensamente resistente, si comienza a propagarse y no tenemos nuevos medicamentos, estaremos retrocediendo a 1882. Sabremos cómo se diagnostica y qué produce la tuberculosis pero no tendremos con qué tratarla. Aun tenemos grandes brechas económicas porque no hay el compromiso decidido de nuestras autoridades. Para el 2012, en 15 países que notificaron sus recursos económicos, 300 millones era la brecha para ese año para el control de la tuberculosis. Tenemos grandes desafíos. Cuando se lanzó el Dots en Colombia, décadas antes de ese lanzamiento de la estrategia Dots ya se aplicaba el Dots. En Colombia había medicamentos, había compromiso político, había tratamiento estrictamente supervisado. Hace 75 años en Colombia, la sociedad civil ha estado organizada, hay una Liga Antituberculosa que trabaja dando el apoyo social al enfermo en diferentes formas; que trabaja desestigmatizando a los enfermos y apoyando sus familias para que estos pacientes tengan un tratamiento estrictamente supervisado. Colombia ya enseñó al mundo y a las Américas cómo se debía controlar la tuberculosis y cómo la sociedad civil debía participar en el control de la tuberculosis. Las Américas han llegado anticipadamente a las metas del milenio sin embargo las tasas son muy altas aún porque tenemos otros factores además, cada vez hay mayor desigualdad, hay mayor exclusión social, hay mayor pobreza en ciertos sectores que no están llegando a los servicios de salud.

En el 2015 el objetivo principal es poner fin a la epidemia mundial de la tuberculosis, disminuir a menos de 10 casos por cien mil la tasa de incidencia y en el 2050 menos de 1 caso por un millón de habitantes, poniendo todos los esfuerzos, darle a todos los pacientes un acceso universal e incorporarlos en los programas de protección social y de lucha contra la pobreza, hacer que estos pacientes estén más cerca de la posibilidad de diagnosticarse y de curarse.

Intervención del doctor Ernesto Moreno Naranjo, Subdirector de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social

Desde que comenzó su labor en Washington, la doctora Mirtha del Granado nos ha acogido en el Programa Regional de Tuberculosis, por tanto le agradecemos todo su acompañamiento. Los organismos nacionales, la Liga Antituberculosa Colombiana, la Oim, el Instituto Nacional de Salud, la Ops en Colombia, con fortaleza y esfuerzo, mantenemos la consigna “Vivamos sin tuberculosis, todos somos parte de la solución”. Es de resaltar la labor de la Liga Antituberculosa Colombiana porque a pesar de que llevamos más de cien años del descubrimiento del bacilo por Robert Koch, todavía el país presenta más de 12.000 casos, brecha del país y de la humanidad que tenemos con respecto a la tuberculosis. Estamos ante un rezago histórico y por desgracia todavía contamos con el 6% de casos de tuberculosis en niños. Grandes avances hemos tenido, ha disminuido en 40% la mortalidad a partir de 1990 cumpliendo con los objetivos de desarrollo del milenio. Nos falta mucho por hacer. El programa se ha hecho más complejo porque hace 60 años no teníamos el problema de co-infección tuberculosis-Vih; la farmaco-resistencia ha hecho muy costoso el programa teniendo que buscar alternativas de financiamiento pero esto nos ha fortalecido porque nos ha permitido trabajar en varias aristas. Todavía la tuberculosis es una enfermedad considerada erradicada y olvidada por todos, afecta a cualquier persona sin importar su credo, sector político y su economía.

Es importante recordar la labor de los científicos, entre ellos Robert Koch, líder de toda la humanidad en este tema, y resaltar el nombre de doña Lorencita Villegas de Santos. La doctora Mirtha del Granado reconoce a América Latina como una fortaleza y ha llevado el programa regional a donde está. De los indicadores mejor posicionados del mundo en cuanto al control de tuberculosis está el de América Latina y se le debe mucho a su gestión y a su gerencia. Se debe reconocer a esas mujeres de toda la vida que han luchado para el desarrollo de la humanidad y una de ellas es Clara Zetkin que en 1910 propuso que todos los años se celebrara el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo y apoyó para que las mujeres tuvieran las garantías iguales a los hombres.

Panorama de la situación de la tuberculosis en Colombia, Intervención del Dr. Néstor Vera Nieto, Programa Nacional de Prevención y Control de Tuberculosis, Ministerio de Salud y Protección Social.

En 1970 la incidencia de tuberculosis alcanzaba los 60 casos por 100.000 habitantes y con el paso de los años ha ido disminuyendo. En los últimos 10 años ha estado estable y el número de casos es muy similar. El proceso programático básico es la detección, encontrar casos y curarlos. La detección ha aumentado de manera histórica. Inicialmente lo que se quería era detectar por lo menos el 70% de los casos de tuberculosis de todas las formas. Hoy día tenemos intención de llegar al 90%. Con las actividades programáticas buscamos mejorar ese indicador. Al comparar la incidencia de los casos totales que hoy día está en 25 casos por cada 100.000 habitantes, en todas las formas de tuberculosis, y cerca de 15 casos por 100.000 habitantes, en casos detectados con baciloscopia positiva. Observamos que el grueso de los casos ocurre en población económicamente activa pero las mayores tasas ocurren en población mayor de 65 años. El número menor de casos en niños y la tasa menor en niños. En el último año hubo aproximadamente el 5% del total de casos en niños. La OMS indica que hay niños que no se están encontrando con TB que se podrían detectar y poder tratar a tiempo.

Mortalidad

Uno de los objetivos de desarrollo del milenio es disminuir en más del 50% la mortalidad por tuberculosis con línea de base de 1990. El progreso del programa de tuberculosis apunta a que vamos a alcanzar esa meta. Hoy día tenemos más del 40% de disminución de la mortalidad por tuberculosis y es un esfuerzo significativo. No obstante el Ministerio de Salud y Protección Social ha generado el Plan Decenal de Salud Pública, que tiene una vigencia hasta el año 2022 y la meta principal de tuberculosis es seguir disminuyendo la mortalidad por tuberculosis, lo cual se logra con acciones, y una de esas es detectar a tiempo y otra es curar para tratar los pacientes.

El liderazgo de la LAC hoy día también está integrándose fuertemente a las estrategias programáticas a nivel nacional porque con OIM, constituye un grupo principal del proyecto del Fondo Mundial y hoy día este proyecto está migrando a la Fase II, en la que van a intervenir las zonas de mayor carga de enfermedad. En este ciclo de más de 10 años, los sitios en donde mayor carga se observa y más del 50% de los casos están en Antioquia, Valle, Bogotá, Santander, Barranquilla, Norte de Santander y la Guajira, pero hay territorios que tienen muy pocos casos, Guainía y Vaupés que aunque su número de casos es muy pequeño debemos entender que las intervenciones deben ser muy fuertes porque la dispersión geográfica y el tema étnico es bien importante y genera otros aspectos que se deben abordar en estas regiones. Se ha aumentado significativamente la búsqueda de sintomáticos respiratorios, personas que tienen signos de tuberculosis, tos y expectoración de más de 15 días. En el 2013 fueron examinados más de 363.000 sintomáticos respiratorios con más de 900.000 baciloscopias pero a pesar de eso no se han aumentado los casos de detección con baciloscopia. Ahí entran una gran cantidad de aspectos operativos en los que tenemos que intervenir como la calidad del asintomático, es decir, que los pacientes que son canalizados por baciloscopia cumplan con la definición de sintomático o que efectivamente el número de casos bacilíferos afectados está disminuyendo y quizás debemos utilizar nuevas tecnologías para detectar nuevos casos.

En general Colombia detecta entre 1.000 y 1.400 casos que además de tener tuberculosis tienen VIH. Uno de los puntos es tratar de que los pacientes con VIH no lleguen a tuberculosis. Quizás nosotros podríamos disminuir el número de casos detectados si cada año prevenimos los 1.000 casos de VIH. Uno de los puntos esenciales es que tenemos la oferta de la prueba voluntaria para VIH. Tenemos un 63% de los pacientes que tienen prueba y que además son negativos y un 29% que aun no se hace la prueba voluntaria para VIH. Nuestra meta es que la mayoría de los casos con tuberculosis tengan prueba voluntaria para VIH porque de esa forma podemos tener un mejor tratamiento, poderles brindar un tratamiento asociado en tuberculosis y VIH. Uno de los puntos es que los pacientes que tienen tuberculosis y VIH reciban tratamiento no solo para tuberculosis sino anti-retrovirales para VIH. En general, entre el 40 y el 50 % de estos casos están recibiendo anti-retrovirales, pero lo ideal es que la mayoría de los casos reciban tratamiento para las dos entidades. Lo básico es detectar pero también es curar.

Desde el año 2001 el éxito terapéutico fue identificado y ni siquiera alcanzaba al 20% y esto se debía a que teníamos un gran cúmulo de pacientes que no teníamos información de su resultado de tratamiento; seguramente se trataban pero no se tenía información real. Hoy día, nuestro éxito terapéutico está entre el 77 y 78 % y el número de casos de los que desconocemos su resultado está en el 3% de los casos nuevos con baciloscopia positiva. La meta aun es baja, necesitamos avanzar mucho más. También hacemos evaluación de los casos que son previamente tratados, es decir, que vuelven después de una recaída y vuelven después de un abandono o de un fracaso.

En general, en el ciclo del 2010 al 2011 hemos aumentado el éxito terapéutico de 16.5% a 51% y es porque conocemos más los casos. Llama la atención más el tema de abandonos recuperados. El abandono que recuperamos, en su mayoría egresa como abandono, es decir, es un punto que tenemos que seguir aprovechando el apoyo de la Liga y otros sectores para que los pacientes que abandonan el tratamiento no sigan abandonando. Otro de nuestros desafíos es que la tuberculosis puede generar resistencia y hoy día el Ministerio está haciendo todo un esfuerzo para mejorar el acceso a medicamentos de segunda línea que antes no eran adquiridos nacionalmente, solo se adquirían los de primera línea; hoy día, desde hace muy poco tiempo estamos tratando de mejorar el acceso y la Nación está haciendo la gestión para adquirir los medicamentos. Aun así, nuestro éxito terapéutico es cercano a 50%, aun es muy bajo en ese grupo de pacientes que son más complejos. No son los casos que tienen seis meses de tratamiento sino que requieren dos años de tratamiento, es un desafío mucho más grande para el programa pero es uno de los retos para nuestro enfoque del plan decenal. Casos de tuberculosis extremadamente drogo-resistentes, más complejo que los MDR, 4 casos en el 2013, y una coinfección que apunta al 3% pero que en algunas regiones llega al 20%. Éxito terapéutico entre los casos sensibles con baciloscopia positiva del 78% y en los multi-drogo-resistentes del 47%. Hoy día hay seis municipios y dos distritos priorizados para la intervención del proyecto del Fondo Mundial del cual la Liga es parte funcional y operativa para este desarrollo.

Vistas Totales 87 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.