La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizar eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en sangre. La hiperglucemia, o aumento del nivel de azúcar en sangre, es un efecto común de la diabetes no controlada y, con el tiempo, conduce a daños graves en muchos de los sistemas del cuerpo, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

 

Existen tres tipos principales de diabetes:

Diabetes tipo 1

Anteriormente conocida como insulinodependiente, juvenil o de inicio en la niñez, se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de insulina. No se conocen ni la causa de la diabetes tipo 1 ni los medios para prevenirla. Los síntomas incluyen excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante, pérdida de peso, cambios en la visión y fatiga. Estos síntomas pueden ocurrir repentinamente.

 

Diabetes tipo 2

Antes llamada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta es el resultado del uso ineficaz de la insulina por parte del cuerpo. La mayoría de las personas con diabetes tienen diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes es en gran parte el resultado del exceso de peso corporal y la inactividad física. Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes tipo 1, pero a menudo son menos marcados. Como resultado, la enfermedad puede diagnosticarse varios años después del inicio, después de que ya hayan surgido complicaciones.

Hasta hace poco, este tipo de diabetes solo se observaba en adultos, pero ahora también se presenta cada vez con mayor frecuencia en niños.

 

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es una hiperglucemia con valores de glucosa en sangre por encima de lo normal pero por debajo de los diagnósticos de diabetes. La diabetes gestacional ocurre durante el embarazo. Las mujeres con este tipo de diabetes tienen un mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo y el parto. Estas mujeres y posiblemente sus hijos también corren un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2 en el futuro.

 

Hechos y cifras.

Lo primero es el importante crecimiento de la enfermedad, que se ha triplicado en los últimos 20 años. Se ha pasado de una estimación de 151 millones de personas con diabetes en el año 2000, a comenzar el 2020 con 463 millones de personas afectadas por la enfermedad. Todo esto convierte a la diabetes en el problema de salud que más ha crecido en lo que llevamos de siglo.

Las comidas ultraprocesadas, las altas calorías, el sedentarismo… explican en parte el aumento de la diabetes tipo 2, y que las ciudades sean un lugar con más pacientes. Sin embargo, los porcentajes de enfermos de diabetes tipo 1 y de los rurales también aumentan.

Por zonas, el norte de África y Oriente Medio es la zona con una mayor presencia de la diabetes, con un 12.4% de la población afectada. Le siguen el Sudeste asiático y Oceanía con un 11.4%.

El África subsahariana con un 4,7% es la zona del globo menos afectada. Europa, con un porcentaje medio del 6.3%, porcentaje que se supera en España, que se coloca como quinto país europeo con más números de casos.

La prevalencia de la diabetes ha aumentado más rápidamente en los países de ingresos bajos y medianos que en los países de ingresos altos.

La diabetes es una de las principales causas de ceguera, insuficiencia renal, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y amputación de miembros inferiores.

Casi la mitad de todas las muertes atribuibles a niveles altos de glucosa en sangre ocurren antes de los 70 años. La OMS estima que la diabetes fue la séptima causa de muerte en 2016.

Una persona que padece diabetes, no tiene más probabilidades de contraer COVID-19 que el resto de la población general. Sin embargo, la COVID-19 puede causar síntomas y complicaciones más graves en algunas personas que tienen diabetes.

La diabetes se puede tratar y sus consecuencias se pueden evitar o retrasar con dieta, actividad física, medicación y detección y tratamiento regulares para las complicaciones. Y este 14 de Noviembre en el Día Mundial de la Diabetes debemos crear conciencia sobre la enfermedad, su impacto en la salud y el bienestar de las personas.

Fuentes: World Health Organization (OMS) y Objetivo Cero Hipoglucemias

Vistas Totales 356 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.