Promovido por la Federación Mundial de Personas Sordas, conmemorando la primera edición del Congreso Mundial a la que asistieron personas con discapacidad auditiva de todos los países, y compartieron sus sueños y luchas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se calcula que 446 millones de personas, más de 5% de la población mundial tienen una pérdida auditiva incapacitante que se refiere a mayor a 40 decibeles en el oído sano en adultos y de 30 decibeles en el caso de los niños. Se calcula que una de cada diez personas perderá, al 2050, la audición.

Según datos del INSOR (Instituto Nacional para Sordos), en Colombia hay un poco más de 550 mil sordos y según el Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad -RLCPCD- del Ministerio de Salud, Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y Santander concentran el 48% de esta población en el país. 48% son mujeres y  52% hombres, el 17% de las personas con discapacidad auditiva son adultos mayores de 60 años, y el 16% es población adulta joven entre  los 27 a 44 años. Cada vez se registran más casos de pérdida auditiva en jóvenes, debido a prácticas de audición poco seguras como el uso inadecuado de audífonos para escuchar música a un volumen muy alto, que ocasiona traumas en la percepción de los tonos agudos que, al principio, sólo provocarían un daño temporal -de unas horas-, pero que con el tiempo podría ser permanente.

En general, la pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, ciertas enfermedades infecciosas, otitis crónicas, exposición a sonidos fuertes, uso de medicamentos ototóxicos y envejecimiento. En los niños, casi el 60% de la pérdida de audición se debe a causas como otitis y complicaciones congénitas que pueden prevenirse con medidas de salud pública.

 

EDUCACIÓN Y TRABAJO

Una de las preocupaciones más grandes que cobijan a esta comunidad es la desigualdad presente para acceder a la educación y el campo laboral. No existen suficientes escuelas o colegios adecuados a sus necesidades de aprendizaje, maestros capacitados u orientación educativa oportuna, y el problema es aún más grave en personas de bajos recursos.

Las condiciones de vida de las personas sordas en los países en desarrollo implican con frecuencia violaciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos (Lane et al. 1996: 202).

… .Una gran mayoría – tal vez hasta el 90% – de los niños y adultos sordos del mundo nunca han ido a la escuela y, por lo tanto, son más o menos analfabetos. Incluso en algunos países el lenguaje de señas está reprimido  y no está permitido su uso. La consecuencia es que las personas Sordas no conocen los derechos que tienen y viven como un grupo altamente marginado … en la mayoría de los países en desarrollo. Hay ningún o muy poco acceso a la información para las personas Sordas, lo que significa que ni siquiera saben lo que está sucediendo en su sociedad inmediata y menos aún
en el mundo (Haualand y Allen 2009: 10). Según WFD (World Federation of the Deaf ). 

 

POBLACIÓN SORDA Y PANDEMIA

La exclusión de la comunidad sorda se acentuó con la pandemia. El uso del tapabocas  como medida de protección para evitar el contagio, invisibilizó para ellos el lenguaje.

La LSC (Lengua de Señas Colombiana),  y de otros lugares, hace uso del movimiento del cuerpo y de los gestos de la cara y a veces las personas sordas, pueden incluso hacer lectura labio facial; con el uso del tapabocas convencional ellas podrían no comprender las expresiones faciales que complementan la comunicación y no podrían leer lo que la persona puede estar diciendo”, Margarita Correa Restrepo, docente de Fisioterapia de la U. CES de Medellín Colombia.

Cubrir una parte del rostro dificulta la comunicación efectiva en su entorno. Hay un largo camino por recorrer para lograr la igualdad en comunidades con discapacidad.

 

Vistas Totales 838 

+ posts

Órgano consultor del Gobierno Nacional en temas de educación médica y salud del pueblo colombiano.

Pin It on Pinterest