Los países están retomando su actividad social y económica. Quieren imitar el éxito de países como Corea del Sur o Taiwán. Ahora sabemos que pueden hacerlo con buenas estrategias de tests y rastreo de contactos, aislamientos y cuarentenas, exigiendo el uso de mascarillas aunque sean caseras, con higiene, distanciamiento físico y educación pública. Todas estas medidas son mucho menos costosas en comparación con el cierre de la economía, pero ¿son suficientes? ¿También necesitamos mantener cerradas las escuelas? ¿Los diversos negocios? ¿Festivales de música? ¿Turismo? ¿Existen otras medidas que son costosas para la economía pero necesarias para mantener el virus bajo control?

Malas noticias:     

  • Es probable que necesitemos frenar en gran medida el turismo nacional e internacional durante meses

  • Los grandes eventos como ferias de negocios o conciertos de música deberán evitarse por ahora.

Buenas noticias:

  • Deberíamos poder viajar en una sola dirección o de muy larga distancia.

  • Hay formas de acelerar la reapertura del turismo

  • Probablemente podamos reabrir escuelas

  • En base a la experiencia común, está apareciendo un orden bastante claro que las empresas deberían seguir para reabrir.

  • Las actividades más importantes que deben estar abiertos son los bancos, los supermercados y las tiendas en general, y los menos importantes son los cafés y los bares, las pastelerías y los gimnasios.

Ver tambièn las estadísticas vitales de Colombia, según el DANE. https://docs.google.com/document/d/e/2PACX-1vRNX_rsSlyatWCBWJKbKQ82hxe4xhTYKhgVhMAzIPhuXo3SJZMZl3rHXNZevXju7S3yeSjLznnJIvDx/pub

Vamos a intentarlo

Imagine que su país ha aplicado el Martillo razonablemente bien y ahora se está preparando para Danzar. Algunas áreas todavía están en cuarentena, pero el resto de la economía se está abriendo lentamente. Las autoridades son cuidadosas: el uso de máscaras se aplica enérgicamente, todos los contactos se rastrean, todas las personas enfermas se aíslan en habitaciones de hotel y las cuarentenas se aplican al rastrear los movimientos de los teléfonos móviles.

Un país ahora tiene dos objetivos:

  1. Proteger las áreas seguras de infecciones provenientes de áreas de brotes. A eso lo llamamos “evitar la siembra” de nuevos casos.
  2. Evitar que estas semillas se conviertan en brotes. Podemos llamar a eso “evitar la propagación”. Los países deben evitar la siembra del virus y su propagación.

Para evitar la siembra, son necesarias restricciones de viaje.
Para evitar la propagación, son necesarias restricciones en las reuniones sociales.

Como la mayoría de los países están abriendo sus países y están comenzando a permitir reuniones sociales, es más urgente hablar sobre la propagación. Primero trataremos eso, y luego exploraremos la siembra a través de los viajes.

Súper infectadores 

Como ya lo he tratado anteriormente, probablemente hayas oído hablar del super infectador de Corea del Sur: Una sola persona, el paciente 31, causó más de 5,000 casos. En ese momento fueron la gran mayoría de los casos en Corea del Sur. A mediados de mayo, esta cifra todavía representa más del 40% de los casos en el país, sin contar toda la propagación que podría haber surgido desde entonces. Si esta persona no hubiera causado este brote, tal vez Corea del Sur nunca hubiera tenido uno, como Taiwán. Es posible que sepa que esto lo causó el paciente 31 porque fue a una megaiglesia dos veces. Lo que quizá no sepa es cuál era el aspecto de ese servicio religioso. En esta iglesia, miles de personas se sientan juntas durante largos períodos de tiempo, tienen prohibido usar gafas o mascarillas, cantan y rezan en voz alta. La iglesia no les permite no asistir a la función religiosa, aunque estén enfermos. Por eso, mientras estaba enfermo, el paciente 31 fue dos domingos seguidos a una función religiosa.

En la Parte 2 de esta serie de artículos, expliqué cómo el virus se propaga, a través de gotitas y nubes de gotitas, al toser pero también cantando o incluso hablando. También discutimos cómo el virus prefiere espacios confinados compartidos durante largos períodos por personas que interactúan estrechamente entre sí. Este entorno de megaiglesia cumplía con todos los requisitos que incrementan la velocidad de transmisión: hablar, cantar y estar en espacios confinados durante largos períodos de tiempo, especialmente porque a nadie se le permitió usar mascarillas o gafas.

Como también hemos visto en la Parte 1, algo similar sucedió en los dormitorios de Singapur. Como recordatorio, esta es una foto del dormitorio principal, tomada después del confinamiento en ese país. Lo mismo: estos son lugares en los que conviven muchas personas en lugares cerrados que tienen fuertes interacciones sociales que probablemente incluyen mucha conversación. La propagación explosiva del coronavirus en las reuniones sociales incluye muchos otros ejemplos.

Uno es un coro en el estado de Washington, donde las personas cantan en voz alta, muy juntas, durante un largo período de tiempo. 45 de 60 personas enfermaron. Más de 4.000 personas se infectaron en toda Europa probablemente a través de un camarero en Ischgl, donde las reuniones de amigos después del esquí son comunes. La zona alrededor de Gangelt en Alemania sufrió 1,500 infecciones después de un carnaval, donde la gente se mezcló, habló, cantó y se besó en la mejilla.

El otro brote gran brote en Alemania también se debió a una fiesta. El distrito alemán de Tirschenreuth, con 600 casos, tiene la mayoría de los casos per cápita en el país después de las fiesta de la cerveza.

La lista continúa:

  • En la playa de Bondi en Sydney, al menos 30 personas se infectaron después de asistir a una fiesta con multitud de personas la noche antes de que se prohibieran las reuniones de 500 personas o más.
  • En Francia, una celebración de cuatro días en la iglesia cristiana Porte Ouverte reunió a 2.500 fieles, muchos se infectaron e iniciaron brotes en todo el país, incluyendo a 250 personas que trabajan en el hospital de la Universidad de Estrasburgo o 263 casos en Córcega.
  • Un partido de fútbolen febrero entre el equipo italiano Atalanta, de Bérgamo, y Valencia, de España, sembró lo que más tarde se convirtió en el brote de Bérgamo, uno de los más grandes de Italia.
  • Incluso en Seúl, la capital de Corea del Sur, que tiene uno de los mejores tratamientos de coronavirus del mundo, 2,100 bares y clubes cerraron a mediados de mayodespués de que una sola persona infectada visitó cinco clubes durante un largo fin de semana, infectando al menos hasta ahora a 100 . Actualmente se está rastreando a más de 1.900 contactos .

Esto no se limita a celebraciones masivas.

Bodas, funerales y cumpleaños generaron el 10% de los eventos de difusión temprana en los Estados Unidos. Por ejemplo, este hombre de Chicago infectó a otras 16 personas en un funeral y 3 de ellas murieron posteriormente. Esto tiene sentido, ya que las personas en este tipo de eventos a menudo pasan horas juntas, tocándose, abrazándose, hablando. En esta fiesta de 50 personas, más de la mitad se infectaron, y estas personas luego propagaron el virus a través de los Estados Unidos y el mundo.

Estos eventos superdifusores también ocurren en el mundo de los negocios.

  • Al menos 115 plantas procesadoras de carne han tenido brotes en los Estados Unidos, afectando al menos a 5k trabajadores.
  • Una conferencia de Biogen en Boston a principios de marzo causó alrededor de 100 infecciones y propagó el virus a seis estados. En una planta de procesamiento de pescado en Ghana, un trabajador infectó a más de 500.
  • Y no se limita al trabajo manual. Un trabajador de un centro de llamadas infectó a unos 100 compañeros de trabajo (~ 45%) en Corea del Sur.

Adiós a las oficinas sin separaciones y aislamiento.

En todo el mundo, vemos el mismo patrón una y otra vez. Cercanía entre personas, interacción social, cantar, hablar, bailar, abrazarse, besarse, todo durante largos períodos de tiempo en un ambiente confinado … Un patrón consistente con el modelo de que la mayoría de las infecciones ocurren a través de gotas o nubes de gotas mientras se tose, se habla o se canta. No hemos oído hablar de brotes en salas de cine, por ejemplo, donde las personas están en su mayoría en silencio y permanecen en un asiento todo el tiempo.

En un artículo científico (preimpreso) dirigido por @Carl Juneau, PhD —soy coautor — revisamos cientos de artículos. Para la gripe, la evidencia fue mixta, pero parece que el tipo y el momento de los eventos tuvieron gran influencia. Lo que descubrimos fue que es más probable que la gripe se propague durante eventos largos, abarrotados y en interiores. Otro estudio sugirió que, para la gripe, limitar las reuniones masivas solo era útil justo antes o al comienzo de un brote (pero tendría poco efecto 20 días después del pico de infección). Aquí hay algunas citas relevantes de publicaciones recientes: “La evidencia disponible sugiere que los eventos de varios días en lugares comunes abarrotados están más asociados con un mayor riesgo. Las reuniones masivas no son homogéneas y el riesgo debe evaluarse caso por caso “. Nunan y Brassey (marzo de 2020), Universidad de Oxford, no revisado por pares Los resultados demostraron que las cancelaciones de eventos pueden reducir la tasa de infección de COVID-19 en un 35%. Sugishita y col. (Marzo de 2020), no revisado por pares. Ferguson et. al. del Imperial College creen que el impacto de limitar los eventos públicos se traduce en una reducción en la tasa de transmisión de alrededor del 12.5%.

Con toda esta evidencia, está cada vez más claro que al coronavirus le encantan las reuniones sociales y los espacios llenos de gente. Para aquellos de nosotros que nos gusta sentirnos parte de un grupo grande y conocer gente nueva, tal vez nos veamos obligados a no verlos durante los próximos meses. Esto es especialmente crítico si en estas reuniones nos encontramos con muchas personas desconocidas.

FUENTE.   Coronavirus: prevenir la siembra y la propagación. Traducción del artículo de Tomas Pueyo por Antonio Figueras. https://medium.com/tomas-pueyo/coronavirus-prevenir-la-siembra-y-la-propagaci%C3%B3n-b2427ce0898

Vistas Totales 824 

+ posts

Internista-Endocrinólogo. Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina, Fellow del American College of Physicians y Miembro Honorario de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo. Editor Emérito de la Revista MEDICINA. Editor de Noticias, portal de la Academia www.anmdecolombia.org.co